11 de marzo de 2008

Homenaje a las víctimas del 11 de marzo de 2004 en Madrid




Descripción de la obra, por parte de los arquitectos del proyecto -Esaú Acosta , Miguel Jaenicke, Mauro Gil-Fournier, Pedro Colón de Carvajal y Raquel Buj:




"El monumento que se presenta en este proyecto de ejecución surge y responde a los planteamientos invariantes que se han mantenido a lo largo de todo el proceso de definición: la transparencia y la permeabilidad.
Tiene dos partes íntimamente relacionadas y carentes de sentido una sin la otra.
La cúpula irregular de vidrio y la sala bajo rasante donde se hará realidad el fenómeno de mirar la cúpula desde abajo donde podrán leerse los mensajes inmersos en ella.
La construcción de la cúpula irregular de vidrio permitirá apreciar un material tal cual es en su naturaleza. Esta idea desnuda de estructura metálica materializa las ideas de ligereza, transparencia y permeabilidad.
La escultura está formada por dos capas diferentes en su materialidad y su construcción.

La primera es la formada por los bloques de vidrio y la segunda por una membrana de ETFE donde estarán impresos los mensajes escritos los días sucesivos al 11 de Marzo de 2004. La estructura vítrea alcanza una altura de 11 metros .Consiste en una estructura de cáscara construida por bloques de vidrio óptico transparente e incoloro.
El concepto estructural de la misma retorna nuevamente a la construcción de sistemas cerrados trabajando a compresión.
Los bloques de vidrio óptico utilizados en su construcción irán adaptándose a la geometría dada para formar y levantar el monumento.



Esta construcción es cerrada y no permite la entrada de agua en el interior de la misma. Tiene un peso de alrededor de 160 toneladas y es totalmente transparente e incolora.
Los bloques de vidrio irán pegados unos a otros con un pegamento acrílico curado.
Es decir, un pegamento que se debe curar con luz ultravioleta para que tome las condiciones de rigidez necesarias para permitir la unión de los vidrios sin llegar a ser rígida totalmente.


La ausencia por lo tanto de ningún elemento opaco en el monumento es el germen de su construcción.

Tan solo brillos, reflejos y luz formarán materialmente el monumento.
La segunda capa es la lámina de ETFE con un peso aproximado de 20 kgr. en la cual están los mensajes impresos. Esta membrana está sujeta por succión.




Unos ventiladores crearán un vacío entre las dos pieles que permitirá que el monumento se mantenga en pie sin ningún elemento opaco que oscurezca la idea del proyecto. Los mensajes serán vistos a través del piel de vidrio durante el día y aparecerán de distinta manera durante la noche.
Esta cúpula interior desmaterializada totalmente solo estará formada por letras.
La membrana transparente nace en el interior de la sala para hacer llegar los mensajes a la ciudad de Madrid.
Las letras darán forma y tamaño a dicha lámina que tiene por principal cualidad la de no hacerse visible con un 97% de transparencia.

El acceso a la sala se sitúa dentro de la estación de Atocha, en su vestíbulo principal.
Una vez en el interior la sala es un espacio de desaparece para dejar que la luz se a la protagonista.
Un espacio de color azul que permite que la única distracción que tenga sea el óculo que permite observar la cúpula desde el interior.
Todo lo demás está pensado y materializado en referencia a esa visión.
La luz , llena de matices y reflejos provocados por el vidrio y el ETFE inundará la sala haciendo de ella un espacio amable y discreto.


Desde el interior de la sala se podrá ver la estación de RENFE sin por ello escuchar lo que allí sucede. La sala está aislada del ruido exterior.
Un espacio vacío, en silencio, con la luz como protagonista".

.






___________________
http://www.flickr.com/photos/manuelasiener/

http://www.flickr.com/photos/94305924@N00/

http://www.flickr.com/photos/mikechapel/
_________________________