3 de enero de 2009

Guerra demográfica Palestina-Israel


Cuando estalla la I Guerra Mundial los aliados occidentales buscan apoyos. Los aliados son conscientes del odio ferviente que sienten los musulmanes del Próximo Oriente hacia la máquina bélica del Imperio Turco y ven en ellos un posible resorte para acercarse a la victoria frente a los turcos en la zona.
El Imperio Otomano, aliado del Imperio Austro-húngaro y Alemania, es un poderoso enemigo y todo apoyo es poco.

Francia e Inglaterra pactan con los países árabes un acuerdo de apoyo mutuo por el cual los árabes lucharán del lado de los aliados contra los otomanos. Y los occidentales se comprometen a la creación de Estados independientes para los musulmanes.


Sin embargo, las promesas de los franceses e ingleses estaban vacías de intención, ya que al mismo tiempo de realizarlas, reunidos en secreto entre ellos firman los acuerdos de Sykes-Picot que establecían el reparto entre Francia e Inglaterra de la Turquía otomana: Inglaterra pasaría a disponer de Irak y Palestina; Francia controlaría el Líbano y Siria.

Además los aliados han prometido a los judíos
, en reconocimiento a su apoyo económico y por los acuerdos de Balfour (1917), la creación de un Estado de Israel en la franja de Palestina.

Unos tres meses después del comienzo oficial del mandato británico en Palestina, el gobierno efectuó un censo de la población en la fecha del 23 de octubre de 1922, seguido por otro en noviembre de 1931.

Los resultados de las estadísticas británicas indicaban que el total de la población de Palestina alcanzaba la cifra de 762.000 habitantes en 1921, de los cuales: el 76'9% eran musulmanes, el 10'6% judíos, el 11.6% cristianos y el 0.9% eran de otras confesiones.

La población de Palestina siguió creciendo hasta llegar al 1.035.800 habitantes en 1931, de los cuales: 619.438 eran musulmanes (59'8%), 174.000 judíos (16'9%), 91.400 cristianos (8'8%) y unos 10.100 que representaban el 1% aproximadamente eran de otras confesiones.

La ambición judía en Palestina se centró en establecer un Estado judío con la mayor extensión y el menor número de árabes posible, además de las tentativas de establecer una fuerza militar judía y una economía hebrea que responda a las ambiciones sionistas.


El gobierno del mandato británico colaboró en gran medida en la transformación de la población judía de una minoría confesional a una comunidad con un peso numérico en Palestina, ya que su número creció de unos 84.000 judíos en el año 1922, hasta llegar a los 650.000 judíos el 15 de mayo de 1948.

Durante el mandato británico sobre Palestina entre los años 1920 a 1948 hubo unas intensas oleadas migratorias de los judíos:

- entre los años 1919 a 1923 emigraron unos 35.000 judíos hacia Palestina.

- entre 1924 a 1931 llegaron otros 78.898 judíos, la mayoría de origen alemán, de países de Europa Occidental y de Polonia.

- entre los años 1932 a 1939 fue cuando se realizó la más importante operación de inmigración de judíos a Palestina alcanzándose la cifra de 224.784 inmigrantes, aprovechándose el Movimiento Sionista de la coyuntura internacional favorable, particularmente en Alemania.

- entre los años 1940 a 1948 se llegaron a alcanzar la cifra de 118.300 inmigrantes.

Todas estas oleadas fueron financiadas por empresas y organizaciones judías emergidas del Movimiento Sionista. Además, las infiltraciones judías hacia Palestina durante el mandato británico, fueron acompañadas con la construcción de más asentamientos, pasando de 110 en 1927 a 291 asentamientos agrarios en 1948, año de la creación del Estado de Israel.

El 1 de abril de 1948, el Consejo de Seguridad adopta la Resolución 44 invocando al artículo 20 de la Carta de las Naciones Unidas por primera vez, el consejo solicita al Secretario General que convoquen a una sesión especial de la Asamblea General para considerar el futuro Gobierno de Palestina. El Consejo también llama por la prevención o reducción del desorden y el arreglo de una tregua entre las comunidades Arabe y Judía en Palestina.
La Asamblea General convoca a una segunda Sesión Especial entre el 16 de abril y el 14 de mayo de 1948, durante la cual considera un papel de trabajo sometido por Estados Unidos sobre la cuestión del Fideicomiso de palestina, al cual se opusieron la URSS y la Agencia Judía.
La Asamblea adopta tres resoluciones respectivamente, solicitando al Consejo Fideicomiso estudiar medidas para la protección de Jerusalén y sus habitantes, recomendando la designación de un Comisario Especial Municipal para Jerusalén, y decidió enviar a un mediador de la ONU que fue el Conde Bernadotte de Suecia.
El 14 de mayo de 1948, un Estado Judío, Israel es proclamado, un día antes de que expirara el mandato y justo antes que la Asamblea General comenzara la discusión sobre la resolución principal contrariando la idea de los Estados Unidos sobre el fideicomiso de Palestina, el gobierno de estados Unidos reconoce al estado Judío como la URSS.
La guerra estalla en Palestina. Varios ejércitos de Estados Arabes se ven comprometidos a enfrentar el conflicto. Aproximadamente 750,000 civiles palestinos huyen de sus casas bajo la presión militar israelí creciente y por el terror. Esos refugiados se instalaron en campos y partes de Palestina fuera del control israelí y los Estados Arabes vecinos. Más información: Cuestión Palestina y Naciones Unidas
Todo ello provocó que el porcentaje de representación de la población judía en la población de Palestina pasó del 10'6% al 31% de judíos entre los años 1921 a 1948.
Con el establecimiento del Estado de Israel el 15 de mayo de 1948, concluyó la ocupación el 14 de mayo de 1948 por parte de Gran Bretaña, capacitando a las bandas sionistas que más adelante formaron el núcleo del ejército israelí que se apropió de la mayor parte de la Palestina histórica. El Movimiento Sionista habría conseguido realizar el objetivo de establecer un Estado judío después de cincuenta años del primer Congreso Sionista en Basilea (1897).
Para lograr la ambición demográfica expulsaron alrededor de 850.000 palestinos de sus casas entre los años 1947 a 1948. Después de 1948 se estableció el Estado de Israel sobre el 78% de la extensión total de la Palestina histórica.
A pesar de la expulsión forzosa de sus propias tierras, Cisjordania o la franja de Gaza, seguían acogiendo a casi el 80'5% del número total de los palestinos. En Cisjordania quedaron unos 323.000 refugiados, en Gaza 219.200 refugiados. El otro 19'5%, que representaban unos 307.000 refugiados, tuvieron que emigrar forzosamente a los países árabes limítrofes a Palestina después de la "Nakba" de 1948: Siria, Líbano, Jordania, Iraq y Egipto.



Territorios ocupados por Israel 1967-2005

Tras la Guerra de los 6 días en 1967, los judíos ocupan Cisjordania y la franja de Gaza expulsando nuevamente a unos 460.000 habitantes palestinos, apareció un nuevo mapa de distribución para los palestinos tras el flujo de la emigración forzosa, originada por el atropello de las limitaciones económicas palestinas en Cisjordania y la franja de Gaza. Otras estimaciones hablan de que el total de los desplazados palestinos que emigraron bajo el atropello de los tanques israelíes en 1967 habrían sido 1.500.000 palestinos, la mayor parte de ellos son de Cisjordania, estableciéndose en Jordania hasta que las circunstancias les permitan volver a sus tierras de origen.

Según datos de la Agencia de Ayuda al Refugiado, el número total de refugiados palestinos en Jordania, Siria, Líbano y los territorios palestinos, a finales de 2007, era de casi 4,6 millones. El reparto poblacional de los palestinos sería: el 45'6% del total del censo de los palestinos estarían dentro de su tierra, y fuera de ella el 54'4%. Ver más datos en Gloobal.net.

En 1948 había 1,4 millones de palestinos viviendo en 1.399 pueblos y ciudades de Palestina. En la actualidad, Israel ocupa las tres cuartas partes de Palestina. Israel se ha apoderado de 774 pueblos y ciudades palestinas y destruido alrededor de 531.
[Más información: www.comunidadpalestina.org/Indice_mapas.htm ]

En resumen, desde 1948 Israel ha ido expulsando al 85% de la población palestina de su tierra. Esto ha hecho que Gaza se transforme en una de las zonas del mundo más densamente poblada. La densidad de población total en los territorios palestinos al final de 2007 era de 625 personas por kilómetro cuadrado. En Cisjordania era de 417 personas por kilómetro cuadrado y en la Franja de Gaza habría aumentado hasta 3.881 personas por kilómetro cuadrado.




.
El informe del Organismo Central Palestino de Estadística indica que el pueblo palestino libra una decisiva guerra demográfica con los judíos sobre la histórica tierra de Palestina.
El retroceso del crecimiento poblacional de los ocupantes israelíes en comparación con la de los palestinos se debe a que el crecimiento de la población israelí depende de la emigración hacia Tel Aviv mientras que los palestinos se basan en el crecimiento natural a través del aumento de la natalidad.

El índice de fertilidad entre los palestinos es de alrededor de 6 niños por fémina en tanto que en Israel es de 2 niños. El tamaño medio de una familia palestina es de 4,7 personas. El 40,2% de la población es menor de 15 años y sólo el 3,2 % supera los 65.
El experto israelí en demografía Sergio Della Pérgola asegura que “antes de finalizar el presente decenio los judíos serán minoría en los territorios que incluyen Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza”.
"En 1945 había 11 millones de judíos. El pueblo judío creció desde 1945 poco más de dos millones de personas. El primer millón en la primera década después del Holocausto. El segundo millón en los siguientes 50 años", explica Della Pergola sobre las tendencias demográficas.

Las últimas estadísticas de la Agencia Judía para Israel, el organismo encargado de las relaciones entre los judíos de todo el mundo, muestran que este pueblo ha crecido durante el último año sólo un 0,05 por ciento, para llegar en la actualidad a los 13,3 millones de judíos en el mundo.

El informe de la Agencia indica en ese sentido que la población judía fuera de Israel decreció este último año en 15.000 personas.
En Israel, el único país con crecimiento sostenido, reside ahora el 41,3 por ciento de la población judía mundial, y el otro 58,7 se reparte por todo el planeta.

En Estados Unidos viven casi la misma cantidad que en Israel: 5,3 millones. EE UU ha absorbido buena parte del crecimiento demográfico judío durante las últimas tres generaciones debido a matrimonios mixtos en el 55 % de las uniones.


Las leyes ortodoxas reconocen únicamente como judía a una persona con madre de ese origen o convertida, sin embargo desde hace una década la Agencia Judía ha adoptado una nueva política: "Ya no incluimos a personas por origen biológico, sino a aquellas que se declaran como judías, independientemente de quienes sean su progenitores", explica Della Pergola.

Ambos organismos están convencidos de que programas de acercamiento a la cultura hebrea y a Israel pueden revertir las tendencias demográficas negativas, que no son sino el reflejo de la paradoja judía de posguerra: su positiva integración social se traduce en una amenaza a su identidad como pueblo.


Los judíos pudieron a raíz de la Revolución Francesa disfrutar por primera vez de los mismos derechos civiles que los conciudadanos de otros credos, muchos abandonaron sus estrictas tradiciones ortodoxas y se integraron plenamente en las sociedades de sus países de residencia. El resultado fue un rápida pérdida de identidad judía, que se prolonga hasta la actualidad.


Mientras tanto, los continuos esfuerzos para importar judíos de todas las partes del mundo para albergarles en las tierras de los palestinos expulsados han logrado alcanzar los 5,5 millones, por lo que prosigue sin pausa el proceso de construcción de asentamientos para esos recién llegados en las tierras usurpadas palestinas.

Según confirma la Oficina Central de Estadísticas Palestinas, la realidad demográfica actual, después de 60 años, es que la población palestina se ha multiplicado por siete. La población palestina era de 1,4 millones en 1948, mientras que las estimaciones para 2008 son de 10,5 millones, de los cuales cinco millones siguen viviendo aún en Palestina, según las estadísticas de finales de 2007.

Los árabes palestinos y los judíos tendrán cifras de población similares en 2016.
Siguiendo los datos de fertilidad y del crecimiento poblacional palestino, da como resultado que el censo total de la población palestina en el año 2025 será de unos 18 millones.

Los datos demográficos se analizaron con preocupación
en el XXXIV Congreso Sionista:
"El Congreso Sionista hace un llamado a todas las instituciones sionistas, es decir, al Gobierno, a la Agencia Judía y a la dirigencia política, a hacer todo lo posible, a fin de encontrar las vías que lleven a profundizar el carácter judeo-sionista y democrático del Estado de Israel.
El Congreso Sionista hace un llamado al Gobierno de Israel y al Parlamento, a fin de que actúen de manera continua y decidida, para asegurar la mayoría judía en el Estado de Israel y ver en la cuestión demográfica, un asunto de carácter existencial para el futuro del Estado de Israel. 
El Congreso Sionista felicita a la Agencia judía y al Consejo Sionista en Israel, por su participación en proyectos de cooperación y de acercamiento con la comunidad drusa y hace un llamado a fin de profundizar el vínculo con dicha comunidad, como fiel colaboradora del Movimiento Sionista y del Estado de Israel.
El Congreso Sionista hace un llamado a los ciudadanos árabes-israelíes del Estado de Israel, a integrarse al mismo como ciudadanos iguales, y pide al Gobierno de Israel que evite toda discriminación contra la comunidad árabe en Israel." Tomado de La garantía de una mayoría judía en el Estado de Israel //www.wzo.org.il

Datos demográficos actuales Gaza Strip/ según Wolfram Alpha
Datos demográficos actuales West Bank/ según Wolfram Alpha
Datos demográficos actuales Israel/ según Wolfram Alpha

Fuentes:


Una reflexión sobre la asimilación (Periódico Judío independiente)


Documentos de las Naciones Unidas relativos a la cuestión PalestinaEl Movimiento de Resistencia Islámico, Hamas
La Organización por la Liberación de Palestina (O.L.P.)




ACTUALIDAD conflicto palestino -israelí:






noti.hebreos.net/

_____________________________
Actualización 13 de junio de 2010: Preocupación por la pérdida de identidad judía
La creciente asimilación y las tasas de matrimonios mixtos peligrosamente altos representan una amenaza existencial para el futuro del pueblo judío.
Más del 50% de los niños judíos en todo el mundo no reciben educación judía. 2,5 millones de jóvenes están perdiendo su conexión con el judaísmo - distanciándose de sus comunidades, su patrimonio y su gente, las comunidades judías se reducen. No es sorprendente que el apoyo a Israel y las causas judías estén en declive.

Para combatir este desafío a la supervivencia judía,
Keren Hayesod - UIA está encabezando un esfuerzo concertado y global para inculcar un sentido de la identidad judía y la conexión a Israel en la vida de la próxima generación.

Numerosos programas destinados a mejorar la calidad de la educación judía, aumentar la alfabetización judía, y crear un fuerte impacto en la identidad sionista en cientos de miles de judios jóvenes de todo el mundo cada año.

Al volver a conectar la juventud judía a su patrimonio histórico y la formación de educadores y líderes comunitarios, Keren Hayesod está trabajando para asegurar el futuro judío.
Fuente http://www.kh-uia.org.il/EN/Our-Work/Jewish-Zionist-Education/Pages/Jewish-Zionist-Education.aspx