17 de enero de 2009

Érase una vez un lobito bueno al que maltrataban todos los corderos

.


Al oir las explicaciones de Ehud Olmert sobre el 'alto al fuego unilateral' en Gaza y sobre el comportamiento del ejército israelí durante su 'guerra unilateral en Gaza' descubro que hay dos realidades, la que Israel se imagina y la REALIDAD


Érase una vez
un lobito bueno
al que maltrataban
todos los corderos.
Y había también
un príncipe malo,
una bruja hermosa
y un pirata honrado.
Todas estas cosas
había una vez.
Cuando yo soñaba
un mundo al revés.  (
José Agustín Goytisolo)













4 comentarios:

Loly dijo...

En los años 80, del siglo pasado, yo era estudiante de magisterio (rama de geografía e historia). En una asignatura decidimos hacer un trabajo especial sobre un tema candente. En mi inocencia me decidí a tomar entre manos el conflicto árabe-israelí. Llevaba la idea preconcebida del judío errante y masacrado durante siglos y siglos. Terminé asqueada después de constatar que todos mirábamos para otro lado ante la ocupación.
Hoy sería conveniente volver a leer poemas como éste:
Cuando los nazis vinieron a por los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista.
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a buscar a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío.
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.
Martín Niemoeller, 1939.
Poema atribuido erróneamente a Bertolt Brecht.

nieves dijo...

Yo recuerdo Loly, que allá por el 1978 o 79,en Santiago de Compostela (en Oviedo también) paseando por las calles te podías encontrar con gente de lo más variopinta haciendo proselitismo...Hare Krishnas, niños de Dios,testigos de Jehová...y también había palestinos que solían venir a España a estudiar medicina y nos contaban su triste historia...y a mí me costaba trabajo creerla y entenderla, todos teníamos claro que los judíos no podían ser tan perversos, con el tiempo descubrí que el horror del que hablaban era cierto. Y todo sigue igual como ves...

Besos

amanda dijo...

Tenían que prohibir las etiquetas...Ser persona y nada más

walkingpolaherba dijo...

Etiqueta de SER ESPAÑOL,
SER AMERICANO y...lo que somos en realidad