26 de octubre de 2007

SaRGaDeLoS : Luis Seoane e Isaac Díaz Pardo


Antonio Raimundo Ibáñez, nació en la aldea de Ferreirela (Santa Eulalia de Oscos) en el año 1749.
Nació en el seno de una familia 'hidalga' con escasos recursos y llegó a convertirse en un poderoso empresario. Al ser su padre escribano, debió de recibir su formación en la propia casa familiar, para pasar después a educarse en el cercano monasterio de Vilanova de Oscos. Posiblemente la debilidad económica de su familia le impidió cursar estudios y motivó que entrase a trabajar en la Casa Guimarán en Ribadeo.


Al morir el dueño de la casa, Raimundo Ibáñez fue nombrado administrador de la misma. Comenzó entonces la escalada de negocios que provocará su ascenso económico y social. Comercia con aceite, vino, aguardiente, hierro y lino, llegando incluso a hacerse armador de buques para controlar el transporte de mercancías. A partir de 1780 los negocios crecen aun más al conseguir la licencia para comerciar con las Indias. El aumento de la experiencia y el capital lo llevan a emprender nuevas iniciativas comerciales e industriales con otros empresarios. Se le considera el primer importador de lino de Rusia, de hierro de Suecia, ollas de Burdeos y de bacalao de Terranova.

Su carrera empresarial culmina con la construcción, entre 1791 y 1806, del complejo industrial de Sargadelos, a pesar de la oposición de la nobleza y el clero. En él instalará primero una herrería y una fábrica de fundición de hierro, una siderurgia integral dedicada a la producción, casi exclusiva, de material bélico y más tarde una fábrica de loza de concepción moderna, apoyada en la excelente calidad de los caolines (arcillas blancas muy puras) de la zona. 



Ibáñez aparece en este tiempo como un incipiente capitalista en competencia con los viejos poderes y deseoso del control de los campesinos. Esta situación provocaría una fuerte conflictividad social en sus fábricas, que desembocó en 1798 en una gran revuelta. A partir de este suceso comenzará el declive de Ibáñez.
Con el estallido de la Guerra de la Independencia en 1808, Ibáñez formó parte de la Junta de Ribadeo. Ésta, tras el acoso del ejército francés a la villa, aceptó las condiciones de los invasores franceses. El pueblo vio en ello un acto de traición y los miembros de la Junta tuvieron que ocultarse.


Ibáñez (amigo de Godoy), al que venían considerando como un 'afrancesado', fue interceptado el 2 de febrero de 1809 al huir de Ribadeo y asesinado en oscuras circunstancias. Los poderes tradicionales de la nobleza y el clero hicieron resistencia a la modernidad de sus proyectos y posiblemente hayan sido también los maquinadores de su trágica muerte.
Aunque fue y es comúnmente conocido por el marqués de Sargadelos, lo cierto es que tal título estaba tramitándose en 1808 y no llegó a expedirse con todos los requisitos debido a los cambios políticos que trajo el motín de Aranjuez y, meses más tarde, la guerra de la Independencia. Tomado de
VivirAsturias.com




Cuenta Isaac Díaz Pardo:

"A partir do peche das fábricas de Sargadelos no 1875, apareceu unha nostalxia por aquela empresa que gardaba o alento e prestixio dun pasado industrial que ía ser recollido por historiadores. Na segunda década do século XX, un artista como Bello Piñeiro escribe a primeira historia da Cerámica de Sargadelos, e recolle e poetiza a nostalxia por aquela empresa.
Aínda non pasaran 100 anos do peche das Fábricas de Sargadelos, cando a sorte que padecía Galiza empezou a preocupar a un grupo de intelectuais galegos exiliados na República Arxentina e así xurdiu a idea de recuperar memoria histórica, pois factores coma o tempo que pasa e a inclemencia e a impiedade dos homes tíñana agochada. Neste grupo estaban
Aínda non pasaran 100 anos do peche das Fábricas de Sargadelos, cando a sorte que padecía Galiza empezou a preocupar a un grupo de intelectuais galegos exiliados na República Arxentina e así xurdiu a idea de recuperar memoria histórica, pois factores coma o tempo que pasa e a inclemencia e a impiedade dos homes tíñana agochada. Neste grupo estaban Rafael Dieste, Lorenzo Varela, Luís Seoane, Antonio Baltar, Blanco Amor, Núñez Búa, Arturo Cuadrado, Laxeiro, Ramón de Valenzuela... entre os galegos, mais había outros que non sendo galegos se interesaban polos temas que nos preocupaban. Eu estaba polo medio de informador do que acontecía na terra, pois era un emigrante intermitente que en 13 anos crucei 30 veces o Atlántico".



Será en el año 1947 cuando una pequeña empresa retoma la fabricación de cerámica en O Castro de Samoedo (Sada, A Coruña) aprovechando la excelente calidad del caolín de Sargadelos ( Cervo-Burela, Lugo- vista aérea mina de caolín). Se constituye la sociedad 'Fábrica de Cerámica do Castro', en 1952, en la que participa Isaac Díaz Pardo. En 1955, el interés suscitado por las experiencias de O Castro permitió la creación de una proyección suya en la República Argentina, a 100 kilómetros de Buenos Aires, donde se montó la 'Fábrica de Porcelanas La Magdalena', que mantuvo el proceso productivo durante más de treinta años, hasta que las coyunturas económicas argentinas hicieron que 'La Magdalena' dejase de interesar a Cerámicas do Castro. El proyecto en Argentina, también sirvió para interesar a los intelectuales gallegos exiliados desde el final de la Guerra Civil española, que querían trabajar para la recuperación económica y cultural de Galicia.




Isaac Díaz Pardo recuerda:


"No ano 63, coas ideas recollidas, Luis Seoane e mais eu acordamos crear o Laboratorio de Formas(doc.) , ao que logo se sumaría na Galiza o arquitecto Andrés Fernández-Albalat, subscribindo un documento de intencións. Xa entón tiñamos unha boa información das preocupacións que prevalecían na Europa na primeira metade do século XX, alentadas polas ideas revolucionarias que se desenvolveran no século XIX que ían cambiar as artes e as letras, a economía e a sociedade: o que hoxe coñecemos como os movementos das vangardas históricas. Mais o Laboratorio de Formas tiña unha filosofía: se as formas son unha linguaxe interesa como en toda linguaxe coñecer o étimo das palabras. Luis Seoane, ao falar da configuración ten avogado “por un deseño que recolla as características de cada país”, e as do noso chegaban a nós a través das grandes frustracións que nos condicionaron. Así, nese programa de recuperación da memoria histórica estaba a recuperación da obra e da documentación do movemento renovador da arte galega a partir de Castelao; a recuperación posible do espoliado Seminario de Estudos galegos; a recuperación de Sargadelos como a empresa industrial de máis alento e prestixio do noso pasado, unha editorial que recollera as vicisitudes históricas da contenda civil do século XX e a do exilio, dotando as institucións dos Laboratorios e dos Centros de Investigación que requirían. Dalgunha maneira este proxecto puido ter algunha realidade: a que fica á vista, unha realidade sempre estorbada polo mercantilismo e o egoísmo destes seres que pululan, que deforman a visión das cousas pois para realizar, para deseñar, para configurar este proxecto, non abonda só con saber escribir ou debuxar, senón que hai que ter na visión de futuro o amor a Galiza e o compromiso coas causas xustas que tiveron estas xentes que serviron de inspiración ao Laboratorio de Formas e que sacrificaron toda a súa vida no desterro antes de colaborar coa súa presenza ou co seu silencio na sorte abafada que padeceu o noso pobo, Galiza".
Tomado de SARGADELOS, un patrimonio transmitido, Isaac Díaz Pardo.


En 1963 fue cuando Cerámicas do Castro suscribió un convenio con el Laboratorio de Formas para la creación de la cerámica de Sargadelos, la creación del Museo Carlos Maside (1970), Ediciós do Castro (1963), Seminario de Sargadelos (1972), empresas de comunicación como el Instituto Galego de Información (1977), eran instituciones ideadas para trabajar en la recuperación de la memoria histórica de Galicia. Leer más en: Historia de Sargadelos



Esta empresa de cerámica, pasa por momentos difíciles. Su futuro prometedor, como vehículo cultural y empresarial de Galicia, se tornó en "nido de serpientes", cuando parte de la directiva decidió destituir a Isaac Díaz Pardo e hijos, apartándoles de la empresa.

Esta singular actuación hubo de ser investigada, para lo que se creó una Comisión que tratará de esclarecer lo acontecido:

"A Comisión Sargadelos nace co propósito de documentar, estudar e divulgar as circunstancias polas que un grupo de socios, colaboradores íntimos e de toda confianza de Isaac Díaz Pardo, o traizoan nos primeiros meses de 2006, expulsándoo das empresas que el creou, ampliou, expandiu e dirixiu durante máis de cincuenta anos, negándolle o acceso ás súas instalacións (nalgúns casos cambiando as pechaduras), a información económica semanal ou mensual, así como o desmantelamento da infraestrutura cultural e o abandono da filosofía de servicio a Galicia que posuía o grupo Sargadelos (museos, editoriais, imprenta, bibliotecas, centros de documentación e investigación…), filosofía que foi a que caracterizou ás empresas fundadas por Díaz Pardo neste medio século de intenso compromiso con Galicia"..." O cerebro da felonía é Santiago Sineiro García, apoderado de Díaz Pardo dende os primeiros anos setenta e colaborador íntimo del, xa que levaba a xestión legal de todas as sociedades do Grupo Sargadelos, así como a súa política comercial e a administratación dalgunhas das súas empresas"... " Os outros tres acólitos que están na “operación de derribo” de Díaz Pardo son tres membros da familia Vazquez Freire, vinculados a Cerámicas do Castro S.L.: José Luis Vázquez Freire, o seu fillo José Luis Vázquez Montero e o seu sobriño Ángel Vázquez Mosquera. O primeiro, é socio de Cerámicas do Castro dende os anos cincuenta, cando ao marchar Isaac á Arxentina, a montar a fábrica Porcelanas de Magdalena, regaloulle case un 10% do accionariado".


MINISTERIO DE JUSTICIA (BOE 11 de 13/1/2004)...RESOLUCIÓN de 9 de diciembre de 2003, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, en el recurso gubernativo interpuesto por Fábrica de Cerámica del Castro, S. L., frente a la negativa de la Registradora Mercantil de A Coruña, doña María Jesús Torres Cortel, a inscribir un acuerdo de aumento de capital social( LEER +) . Esta Dirección General ha acordado desestimar el recurso.



Isaac Díaz Pardo, apartado de la presidencia de la empresa de cerámica 'Sargadelos'
Sargadelos: Isaac Díaz Pardo vive

Os silencios cómplices
Isaac Díaz Pardo: "Imos tratar de recuperar a empresa"
Isaac Díaz Pardo: 'A los señores de Sargadelos sólo les interesa el dinero'
Isaac Díaz Pardo reivindica a importancia de Sargadelos no impulso da cerámica
La Xunta ultima la fundación que acogerá el patrimonio de Díaz Pardo


Sargadelos.com




.