8 de septiembre de 2006

El planeta (enano ) PLUTON y el perro PLUTO

.

Plutón, ya no es planeta. Como “planeta” dicen que tenía un mal comportamiento.

Cuando se descubrió Plutón, éste era el único objeto conocido más allá de Neptuno dentro del sistema solar. Después se descubriría su luna Caronte y el 'estatus' de Plutón como planeta parecía que se afianzaba.

Pero los astrónomos también descubrieron otros 1.000 pequeños objetos helados, más allá de Neptuno, orbitando alrededor del Sol. Podría haber hasta 100.000 de estos cuerpos en lo que se conoce como
Cinturón de Kuiper. Fue el principio del fin para nuestro pequeño Plutón.

Según algunos astrónomos, con su órbita elíptica y su extraño plano orbital, parece comportarse más como otros objetos del Cinturón de Kuiper que como un planeta. También señalan que Plutón es muy pequeño, más pequeño aún que nuestra Luna terrestre.

Así que el 24 de agosto de 2006 quedará inscrito para siempre en los anales de la historia de la astronomía.

Los miembros de la
UAI reunidos en la Asamblea General acordaron que un “planeta” sería definido como un cuerpo que :

- está en órbita alrededor del Sol
- que tiene la masa suficiente como para que
su propia gravedad supere las fuerzas de cuerpo rígido de modo que asuma una forma de equilibrio hidrostático (aproximadamente esférica)
-que ha despejado el vecindario alrededor de su órbita.

Esto significa que el sistema solar cuenta con ocho “planetas”: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

También se decidió la existencia de una nueva clase diferente de objetos, denominados “planetas enanos”. Los primeros miembros de la categoría “planetas enanos” son Ceres, Plutón y 2003 B 313 .

Pero no todo es tan simple. Aunque la IAU votó por quitarle la denominación de planeta a Plutón, sólo 424 de los 10.000 astrónomos profesionales en todo el mundo pudieron votar, por lo que está empezando a circular una petición para anular la decisión de la IAU.

Un planeta del tamaño de Plutón no tiene cabida en el sistema solar del siglo XXI, pero aún puede jugar un rol en la ciencia, junto con cientos de objetos cercanos descubiertos hace sólo una década.

La realidad es que los argumentos para darle a Plutón la condición de planeta siempre fueron endebles. Es el más pequeño de los (antiguos) nueve planetas (tiene 2,300 kilómetros de diámetro, lo que lo hace más pequeño que la Luna Terrestre) y sigue una órbita muy singular, inclinado en ángulo con respecto del plano de los planetas restantes.

Demasiado tenue para ser percibido a simple vista y moviéndose casi imperceptiblemente en el cielo nocturno, fue pasado por alto en la antigüedad, cuando sólo se reconocían cinco planetas celestiales (Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno) que cruzaban el cielo. En 1846 los astrónomos descubrieron Urano y Neptuno que, junto con la Tierra, formaban los ocho cuerpos relativamente voluminosos que giraban alrededor del Sol .




Pero la historia de Plutón empieza a principios del siglo XX:

Percival Lowell, fundador del observatorio Lowell en Arizona, detectó una alteración en las órbitas de Urano y Neptuno, esto le hizo sospechar que eran atraídos por la gravedad de algo que todavía nadie veía. Lowell, murió en 1916, pero dedicó los últimos años de su vida a la búsqueda del “Planeta X”.







Lowell fue el principal defensor de la existencia de 'canales' en Marte. Expuso sus observaciones y teorías en tres libros: Mars (1895), Mars and Its Canals (1906), y Mars As the Abode of Life (1908). Gran parte de la iconografía popular de los marcianos como extraterrestres prototípicos proviene de las obras de Lowell sobre los canales de Marte y la necesidad de una civilización avanzada. A medida que Lowell se fue quedando sólo como defensor de la idea de canales marcianos su prestigio científico se fue hundiendo poco a poco; finalmente Lowell tuvo que rendirse a la evidencia…estaba equivocado ¿?.


En 1929 se le encomendó la tarea de buscar al 'Planeta X' a Clyde Tombaugh, con tan solo 23 años, un aficionado a la astronomía que había armado un telescopio casero. Poseía una vista excepcional y una gran paciencia, sin duda. Su tarea consistió en hacer dos fotografías de la misma región del cielo en distintas noches y comparar las imágenes en busca de objetos que se hubieran movido. Cada placa fotográfica contenía cientos de miles de estrellas.

En menos de un año identificó, entre ¡15 millones de manchas de luz! una mancha que catalogó de distinta, estaba justamente en la sección de cielo que Lowell había predicho. Era el 18 de febrero de 1930. El acontecimiento fue proclamado un triunfo de la ciencia estadounidense, que hasta ese momento no habían descubierto ningún planeta.


Las variaciones que Lowell había detectado, curiosamente, se debían a valores incorrectos de las masas de Urano y Neptuno; fue una casualidad que “Plutón” se encontrara en el sitio y el momento justos para ser descubierto.

Mientras discutían el carácter de planeta o no, la mancha de luz encontrada por Clyde estuvo sin bautizar.

A muchos kilómetros de distancia, entretanto, estaba sucediendo algo curioso:


Con sólo 11 años, Venetia Phair, estaba muy interesada en mitología griega y romana y otras leyendas. La mañana del 14 de marzo de 1930, la joven inglesa estaba con su abuelo Falconer Madan. El abuelo, un bibliotecario retirado de la Biblioteca Bodleiana, estaba junto a ella leyendo el diario The Times y entre tantas noticias, encontró el artículo sobre el descubrimiento del planeta y mencionaban que el objeto aún no había sido nombrado. Se lo comentó a su nieta, lo que impulsó a la niña a sugerir su propia denominación: Plutón (por el dios romano). El abuelo estuvo tan impresionado con lo adecuado del nombre que fue a ver a su amigo Herbert Hall Turner, profesor de astronomía en la Universidad, para planteárselo. Así que el nombre propuesto por la niña llegó al Observatorio Lowell.
Había grandes especulaciones acerca del nombre del noveno planeta, curiosamente nadie sugirió Plutón (pese a que los demás planetas sí debían sus nombres a la mitología romana) .

El 1 de mayo de 1930, el nombre de Plutón fue formalmente adoptado. Se cree que una de las razones a favor de esta elección fue que PL eran las iniciales del que mayor empeño demostró en encontrar este pequeño planeta, Percy Lowell.

Luego vendrían los rumores, sobre si la niña había escogido el nombre de Plutón debido a que Disney, justo ese año creó el personaje d
el perro Pluto. Pero la niña, hoy con 87 años, nos dice que eso no fue así.


Y en efecto, es justo lo contrario, Disney crea su perrito (que hace su primera aparición en el corto "The Chain ", estrenado el 18 de agosto de 1930) varios meses después del descubrimiento del planeta X. En este corto el perro aparecía sin nombre y sería después de bautizar el planeta cuando el perro adoptaría el nombre de Pluto como homenaje. Pluto, generalmente caracteriza al perro de Mickey Mouse, aunque también ha sido la mascota del Pato Donald y, ocasionalmente, la de Goofy. Demostró tener un carácter errante parecido al del planeta.


Y el final de esta historia …



Clyde Tombaugh murió en enero de 1997, con 90 años. Tombaugh dejó definitivamente nuestro planeta Tierra en enero pasado, cuando sus cenizas fueron lanzadas al espacio a bordo de la sonda espacial New Horizons…pero, ironías del destino, mientras New Horizons viajaba por el cinturón de asteroides de Kuiper, para reunirse con Plutón en el año 2015, un grupo de astrónomos decretó que su viaje tenía ahora como destino a una nueva categoría de cuerpos celestes: la de los “planetas enanos”.

Entrevista realizada a Clyde Tombaugh, en el año 1991.



_____________________________________________

8 comentarios:

Maikelnai dijo...

Estupendo trabajo. Permíteme que un asturiano casado con una gallega te felicite ;-)

Roque dijo...

La verdad es que en tu blog, no dejas ningún fleco suelto. Llevo leyéndote poco tiempo pero cada vez que escribes algon tengo la sensación de conocer algo más

Un beso

MLorena dijo...

Hola guapa...he vuelto de mi retiro espiritual? jajajaja... como siempre ha aprender algo nuevo aunque lo de`plutón lo había leido en alguna revista estos dias de descanso...

un besitooo

elcuervo dijo...

que completo!! pobre pluton..ahora estara solo..llorando por su exclusion de los planetas...

Diogenes dijo...

A mi también me ha gustado, me ha gustado mucho!.
En relación con la cuestión, me parece que toda esta polémica tiene poco sentido. Si Plutón es o no es un planeta, no una cuestión científica, es una cuestión liguistica que se define cientificamente. A qué debemos de llamar planeta?!, los cientificos han de llegar a un "quorum" a un consenso, como cada vez que el hombre se encuentra en un atolladero parecido. Pondré un ejemplo de la propia matemática, donde los acuerdos son mucho más complicados y menos posibles: 0!=1 por convenio. Como bien has indicado, definamos que es un planeta y que no lo es; si Plutón cumple los requisitos de planeta, llamemoslo planeta, si cumple los requisitos de asteroide llamemoslo asteroide, y si no cumple los requisitos de nada definido, definamoslo!, y ahí entra la cuestión cientifica!, cómo es Plutón?, y todo la infinitud que se deriva de esta pregunta.
El resumen historico..., me ha encantado.

Diogenes dijo...

Ah!, he leido el artículo sobre la cuarta dimensión, también me ha encantado.
Sólo matizar que aunque la matemática no pueda decir en ningún caso que nuestro mundo es de cuatro dimensiones (x,y,z) porque no reconcería algo así como nuestro mundo. La física si que reconoce a nuestro mundo como tetra-dimensional, dado que cosidera al tiempo una variable decisiva en sus consideraciones. Recuerdas aquella famosa historia de mirar al pasado en una noche estrellada?, o mirar al pasado incluso cuando alzas la vista al Sol?. El mundo es sin duda tetradimensional, al menos el de los hombres, que tal vez son los únicos que tienen algo así como lo que se denomina: noción del tiempo!.
Algunos dicen que el mundo tiene incluso diez u once dimensiones, plegadas en..., cuerdas, esto es una teoría total del universo que unifica la mecanica cuantica y la teoría de la relatividad pero..., no hay nada definitivamente demostrado.

nieves dijo...

Diógenes...En cuanto al post de la cuarta dimensión,estaba inspirada ese día ...xxdd.Yo creo que algún día,formará parte de nuestra evolución el que "comprendamos " (veamos )la cuarta dimensión,supongo que tendrá mucho que ver el que la tecnología nos ayude en esto.Imagínate cuando Gaspard Monge(habrá que dedicarle un post)se sacó de debajo de la manga la geometría descriptiva,y pasó a representar el mundo tridimensional en un plano,estamos hablando del siglo XVIII,eso no es nada,además antes que él ,no se le había ocurrido a nadie,hasta ese siglo apenas se había desarrollado el Análisis Matemático tridimensional,así que creo que con un poco más de tiempo surgirá un Monge ,que nos ayudará a dibujar sobre una pantalla de ordenador ,la cuarta dimensión.
Tendré que pensarme lo de Monge,es una figura histórica que me atrae,fue el mejor amigo de Napoleón,y precísamente ,la geometría descriptiva fue un instrumento necesario para enviar a los ejércitos de Napoleón ,los planos de trincheras...poco prosaico...xxdd.Pero lo que más me gusta de él es que era de origen muy humilde y no le fue nada fácil que los "matemáticos importantes " le aceptaran,Lagrange,Lambert,...Un blogsaludo.

Diogenes dijo...

Nieves, no le parece que la cuarta dimesión se representa simplemente..., dia a día, en el espacio.
Miremosnos en el pasar del tiempo. Tal vez ahí simplemente se representa la cuarta dimensión.
En cuanto a la geometría descriptiva, si!, fue la gran revolución que dio una herramienta básica para representar, que la tecnolgía necesitaba para su desarrollo definitivo.