31 de agosto de 2006

ÁFRICA Y EUROPA unidas, realidad o utopía

.
Según un informe de Caixa Catalunya: " la incorporación de 3,3 millones de población de inmigrantes en los últimos años, ha hecho posible que la economía española lidere el crecimiento de la zona euro, que se ha expandido un 2,6% de media entre 1995 y 2005 . A este crecimiento ha contribuido la fuerte expansión del consumo y de la demanda de viviendas, que también está muy directamente vinculada a la ola inmigratoria y al cambio en la estructura de edad de los nuevos residentes. …los inmigrantes pertenecen a colectivos propensos al consumo y a la compra de vivienda, ya que se sitúan entre los 25 y los 45 años. Además, la inmigración ha absorbido aproximadamente el 60% de la nueva ocupación generada en el país desde 2002"

Y pese a lo anteriormente dicho, todos los días tenemos que oír historias de “cayucos “que llegan a Canarias , y se les da la ayuda humanitaria básica a los inmigrantes, para luego dejarles “libres” pero con una orden de expulsión, vagando por Barcelona , Madrid,…de manera que no tienen derecho a trabajar, pero han de sobrevivir y la pregunta es ¿como se puede ser ilegal y no convertirte en delincuente?

Qué ironía que les necesitemos, pero no les podemos dar permiso de residencia.
Nosotros, también fuimos inmigrantes en otras tierras.También existían mafias y tráfico ilegal .

Alguien debería poner fin a esta doble paradoja. Por un lado los países de donde proceden son ricos y sus
dirigentes nadan en la abundancia , mientras sus súbditos viven en situación de absoluta miseria y por otro lado les necesitamos, pero no les queremos.

En África se hacen las guerras para controlar las riquezas que a su vez financian los conflictos, una pescadilla que se muerde la cola.

Los
señores de la guerra, son los señores feudales del siglo XXI, al amparo de Occidente, que ve en sus conflictos una forma fácil de disponer de sus recursos naturales :
_diamantes en
Angola y Sierra Leona
_ petróleo en Sudán , Angola y Nigeria
_ madera en
Liberia
_ coltán y oro en la República Democrática del Congo
_..........

El acogimiento de inmigrantes, no deja de ser un parche, a la situación social que se vive en Africa. Se deberían de destinar ayudas para
el desarrollo de manera que, no tuviesen necesidad de abandonar su entorno natural.

Pero entre tanto desatino, encontramos una
romántica solución, para una idea romántica, unir dos continentes: Europa y África . Aunque parezca poco viable que este proyecto cuaje….

Lo propone el polifacético arquitecto norteamericano (de ascendencia China)
Eugene Tsui .


Tsui explicó que la unión entre ambos continentes se llevaría a cabo teniendo como eje central una gigantesca isla flotante en mitad del Estrecho, a las que se le unirían dos túneles que irían sumergidos en el mar hasta llegar a cada orilla, donde de nuevo aflorará a la superficie.

El puente conectaría
Tarifa, en el sur de España, con Ceres, en el norte de Marruecos.
El primer tramo partiría suavemente desde la costa hasta sumergirse a una profundidad de entre 70 y 200 metros (permitiendo el trafico naval); luego comenzaría a ascender hasta la isla flotante central para volver a sumergirse y después ascender gradualmente hasta alcanzar la otra costa.

Tsui es conocido por sus ideas sobre una arquitectura sostenible. Considerado por unos como un genio visionario y tachado de excéntrico por otros.

La faraónica obra contaría con hasta 24 carriles para el tráfico de vehículos, además de cuatro vías de tren normal y dos de alta velocidad, amén de cuatro viales elevados para los que quisieran hacer a pie el recorrido.


Jardines con árboles, plantas, cascadas de agua, zonas de descanso y fuentes de agua potable recorrerán las zonas peatonales que por seguridad se elevarán un metro sobre los carriles.
La isla flotante, contaría con un complejo que sería el centro de producción de energía, con una sala de congresos y exposiciones
El complejo contará además con numerosos faros luminosos de 150 metros de altura, explanadas públicas donde llevar a cabo actuaciones, colinas, césped natural, parques y lagunas de agua dulce.
El proyecto está presupuestado en 10.000 millones de euros y el plazo estimado de ejecución es de 7 años.Todo hace pensar que no tiene opciones de prosperar.
Existen otros
proyectos anteriores, como el del túnel ferroviario, que data de unos 10 años atrás y recuperado hace dos años.



índice post