5 de octubre de 2010

Los lunes al sol en Gijón


En el año 2000 se vivió en los astilleros de Gijón uno de los capítulos más tensos y violentos de la lucha obrera asturiana. Veíamos a diario en la TV la defensa numantina del astillero Naval Gijón, encerrados los trabajadores en su empresa y en los exteriores la policía. Incluso se habilitaban momentos de "tregua" entre trabajadores y policía para que las mujeres de los encerrados pudieran llevarles víveres(ver minuto 3:08). Esto fue lo que vio el director de cine Fernando León de Aranoa, quien tomaría escenas reales de ese enfrentamiento como primeras secuencias de "Los lunes al sol":


Imágenes reales de los disturbios en el astillero Naval Gijón, grabadas en el año 2000 por Carlos del Río

Escribe Fernando León de Aranoa en Glayiu.org (26 de junio de 2007):

Conocimos a Cándido González Carnero y a Juan Manuel Martínez Morala hace unos años, cuando escribíamos el guión de «Los lunes al sol». Fueron las imágenes de las movilizaciones de los trabajadores de Naval Gijón en los informativos nacionales las que nos llevaron hasta ellos. Se defendían allí los puestos de trabajo de ochenta de sus compañeros, trabajadores eventuales. Días más tarde, en el transcurso de una larga asamblea sindical a la que asistimos en Gijón, se perdió lo que con tanto sacrificio se había defendido en la calle. Ochenta trabajadores se quedaron entonces sin trabajo como resultado de un proceso más amplio, del que quizá terminaron por ser víctimas, pero del que no quisieron ser cómplices.

Hicimos después una película sobre esos hombres, tratando de imaginar cuál sería su paradero físico y emocional algunos años más tarde. La película se tituló «Los lunes al sol», y obtuvo numerosos reconocimientos. Siempre hemos pensado que esos reconocimientos eran en buena medida para los hombres de los que hablaba la película. (...)

Las imágenes de aquellas movilizaciones en Gijón configuraron la secuencia inicial de una película que pretendía mostrar, en realidad, otra violencia. Esa que nadie verá nunca en la cabecera de un informativo, porque sucede en el seno de las familias de los trabajadores sin trabajo. (...)

Siempre hemos sostenido que la película encontró su alma en Gijón, en el transcurso de aquellas jornadas que compartimos con los trabajadores del Naval, de la mano de hombres como Cándido González Carnero y Juan Manuel Martínez Morala. Su ética del trabajo, sus palabras, están hoy en la película. Fuente: http://www.glayiu.org/candidoymorala/spip.php?article19



_____________________
Los lunes al sol (2002) Director: Fernando León de Araona, Guión: Fernando León de Araona & Ignacio del Moral


Pese a ser la fuente de inspiración de Los lunes al sol, el conflicto de los astilleros de Gijón, el escenario de la película es la Ría de Vigo, uniendo así de una manera simbólica los destinos de los astilleros asturianos y gallegos. El sector naval gijonés sigue aún inmerso en un proceso crítico, más complejo que lo narrado en Los lunes al sol.

En los terrenos que rodean la bahía gijonesa de El Natahoyo, se asentaron durante el siglo XX, los astilleros Naval Gijón e Izar Gijón (actualmente conocida como Factorías Juliana).

En el año 2006 los destinos de Gijón y Vigo se volverían a unir con resultados catastróficos para Gijón. De nada sirvieron las movilizaciones de los trabajadores de Izar Gijón, contra la privatización. La SEPI se aferró a un informe de Boston Consulting que consideraba a Factorías Vulcano como el mejor postor. La SEPI vendió por 2,8 millones de euros Factorías Juliana(Izar Gijón) a Factorías Vulcano. El resultado de la gestión de Factorías Juliana en manos del astillero vigués Factorías Vulcano encendió los ánimos de los sindicatos del astillero y del gobierno del Principado, que pidieron al Gobierno central que apartase de Juliana al empresario Fernando Santodomingo, presidente de Vulcano. Tras más de dos años de control por parte de Vulcano, Factorías Juliana tenía hipotecados sus 85.926,11 metros cuadrados en El Natahoyo en 20,69 millones de euros a favor de Pequeños y Medianos Astilleros Sociedad de Reconversión (Pymar).

Pero la historia aún podía, y puede, tener otro final para Izar Gijón. Y eso estaba en manos de la justicia y de Pymar. Resultó que en el año 2006 Gestión de Negocios Argos (de la familia Barreras) era socio minoritario en Factorías Vulcano, donde Astilleros La Mecánica (de la familia Santodomingo) poseía el 51% del capital. Ambos socios habían llegado a un "acuerdo" para acudir a la privatización de Izar Gijón/Juliana en 2006, pero cambiando los roles. Según ese "acuerdo", Santodomingo y Barreras constituirían una "nueva empresa" para hacerse con Izar Gijón. En esa "nueva empresa" sería Gestión de Negocios Argos quien contaría con el 51% del capital y Astilleros La Mecánica con el 49%. El acuerdo se habría suscrito antes de que la SEPI informara sobre el precio de venta de Izar Gijón. Cuando Santodomingo supo que el precio final sólo iba a ser de 2,8 millones de euros optó por concurrir a la privatización directamente a través de Vulcano. Al ser él, el accionista mayoritario del astillero gallego, se garantizaba el control sobre la factoría naval gijonesa. Pero Argos interpuso demanda contra Vulcano, haciendo valer el acuerdo de la "nueva empresa" creada por ambos. El 23 de marzo de 2009 el titular del Juzgado de primera instancia, número 2, de Vigo notificó a Vulcano la sentencia en la que estima íntegramente la demanda presentada por Gestión de Negocios Argos. Fuente Un juez obliga a Vulcano a entregar el 51% de Juliana a José Alberto Barreras [Faro de Vigo, 26 de marzo de 2009]

Tras muchos avatares se confirma que la empresa asturiana Armon ha adquirido Factorías Juliana. El astillero vigués Factorías Vulcano iniciará el proceso de cesión definitiva, obligada por la complicada situación económica, de la propiedad asturiana Factorías Juliana a la firma naval Armón, lo hará el próximo 8 de octubre de 2010 en el marco de la junta de acreedores que se celebrará en Oviedo.

Actualización:[ lne.es 8 de noviembre de 2008] El fracaso del plan para salvar Juliana dificulta la compra por Armón del astillero gijonés.
"El peso de la deuda corporativa de Vulcano, así como las dudas sobre el cumplimiento del convenio de acreedores de Factorías Juliana, es el argumento que ha llevado a Pymar a dar marcha atrás en su plan para evitar la liquidación de Factorías Juliana, según fuentes empresariales. Ahora Juliana entrará en un proceso de liquidación que arrastrará a un concurso de acreedores a su empresa matriz, el astillero vigués Factorías Vulcano, de manera inevitable, según comunicó ayer el administrador único de Factorías Juliana y directivo de Vulcano, José Domínguez, a directivos de Pymar y a responsables políticos"





Pymar desbloquea la negociación para salvar Factorías Juliana [El Comercio digital, 8 de junio de 2010]

El futuro incierto de la antigua Izar Gijón [Cinco Días, 22 de mayo de 2009]


Juliana acelera la metamorfosis de la bahía [ La Nueva España, 2 de noviembre de 2008]