3 de abril de 2010

Pórtico de la Gloria


Desde hace más de once siglos el camino más emblemático de Europa es el Camino de Santiago. Un fenómeno con la capacidad de mover millones de peregrinos. Aquellos antiguos peregrinos que se esforzaron por alcanzar su meta, y que se acercaron al Pórtico, "forjaron" Europa. Con sus pasos "caminaban" sus valores, que se divulgaron a lo largo del Camino. De este modo creció y se desarrolló la cultura europea. El anuncio de que la tumba del apóstol Santiago había sido localizada (en las primeras décadas del siglo IX), despertó en Europa la esperanza de una vida mejor. A su regreso, los peregrinos trasmitían la experiencia que habían tenido con sus relatos; así, creció la confianza y los pueblos les siguieron.


El Maestro Mateo fue el principal artífice del Pórtico (como director, arquitecto y escultor). Su obra comprende toda la fachada occidental de la Catedral de Santiago de Compostela. En primer lugar realizó la reforma de la cripta inferior (un espacio cerrado y sin ventanas). Una vez terminada pudo prolongar sobre su techo el suelo de la Catedral y levantar el Pórtico. Encima del Pórtico edificó la tribuna, dotada de grandes ventanales que la inundan de luz.

Para leer el texto amplía las imágenes, haciendo click sobre ellas.





En el Pórtico de la Gloria se representa "el mundo del hombre". Cristo está sentado en un trono y rodeado por su corte como figura central del tímpano. En la composición del tímpano, Cristo está en actitud de acogida, esperando al pueblo que se acerca a su corte. Las peticiones de los peregrinos están siendo registradas con la ayuda de cuatro cronistas (los evangelistas). Al ver la disposición de las figuras, un hombre del siglo XII captaba el mensaje: un Rey en toda su gloria y majestad dispuesto a ayudar a su pueblo. La viva conciencia religiosa del momento facilitaba la interpretación del sentido de la obra.

En el tímpano se representa la audiencia que el gran Rey concede al pueblo. La composición refleja la Gloria de Cristo: cronistas, escuderos, nobles, reyes y ángeles ya ocupan sus puestos en la corte del Emperador. A izquierda y derecha, en los dos arcos laterales, se sitúan las antesalas, los lugares de espera y preparación para entrar en la Gloria del Rey (principalmente el Limbo de los justos de la Antigua Alianza y el Purgatorio de los santos de la Nueva). Los ujieres en forma de ángeles están situados en las impostas de los arcos y van dando entrada a las almas admitidas al Reino. Fuente http://www.porticodelagloria.com



El 18 de agosto de 2004 Félix Carbó Alonso se encontraba contemplando el Pórtico de la Gloria. Cientos de peregrinos esperaban para acceder al Pórtico mientras dos guías les explicaban erróneamente el significado del mismo. Ese fue el punto de partida del trabajo de Félix Carbó que culminaría con la Exposición "Pórtico de la Gloria: Misterio y Sentido", y la publicación del libro. La exposición consta de unas magníficas fotografías tomadas antes de que "comenzaran" las obras de rehabilitación del Pórtico de la Gloria, acompañadas de las explicaciones que ayudan a entender el significado de este mural pétreo de la Catedral de Santiago de Compostela.


Para leer el texto amplía las imágenes, haciendo click sobre ellas.