20 de marzo de 2009

Importancia de las Armas en la historia de Norteamérica

La devoción de los norteamericanos por las armas tiene su origen en hechos históricos anteriores a que los Estados Unidos de América fueran nación. Habría que remontarse al momento en que los 'puritanos' que iban en el Mayflower llegaron, en 1620, a las costas de América del Norte.



Virginia

Los primeros colonos de Virginia,1607, llevaron con ellos el uso europeo de la época, según el cual sólo los 'hidalgos' tenían derecho a tener armas, pero el hecho de tener que adaptarse a un medio hostil para sobrevivir (cazar o 'defenderse' de los ataques indios) terminó muy pronto con este privilegio heredado de la Europa feudal.

En los años que siguieron a la llegada, todos los colonos, recibieron armas y municiones para servirse de ellas. Según el experto francés Dominique Venner resurgía una nueva concepción de la responsabilidad cívica fruto de la necesidad, en la que se renovaba la vieja tradición europea del ciudadano grecorromano y del hombre libre germánico, por la cual su rango se simbolizaba en el derecho y la obligación de llevar armas. Hasta tal punto que los dirigentes de Massachusetts en 1637, tuvieron problemas con las sectas puritanas disidentes por su carácter pacifista (por ejemplo con los cuáqueros).

En la guerra Franco- india (1754-1763) y en la guerra de la Independencia de los Estados Unidos (1775-1783), el pueblo en armas y organizado en milicias fue decisivo en la historia norteamericana y ese espíritu es el que pasa a la Constitución.




Puertos Nueva York- Boston
Caso singular fue el de la población irlandesa. Según cifras oficiales, entre 1847 y 1853 más de 1.200.000 irlandeses se embarcaron en busca del sueño americano. Un flujo que continuó en cantidades significativas hasta la primera década del siglo XX.

Un hongo procedente de América, Phytophthora Infestans, acabó con la cosecha de patatas de 1845, el único sustento de una población condenada a la miseria bajo el dominio británico. Los que no sucumbieron al hambre emigraron a EEUU, donde prosperó una poderosa colonia irlandesa que hoy disfruta de una gran influencia.

Las autoridades inglesas quisieron encauzar ese flujo hacia sus propias colonias ultramarinas pero, salvo algunos pocos que prefirieron la misma Gran Bretaña, el destino elegido fue Estados Unidos, donde la aureola de rebeldía antibritánica y de libertad era aún sensible. Aquella oleada de 1850 estaba formada en su mayor parte por paupérrimos campesinos católicos que llegaron a los puertos de Nueva York y Boston.
Fuente
www.elmundo.es/papel/hemeroteca/1995/10/15/7dias/68096.html



Delta del Mississippi, Nueva Orleans
La conquista de los territorios hostiles del Oeste (más allá del Mississippi) fue posible por la penetración en sucesivas oleadas de una población heterogénea –tramperos, cazadores, mineros, pequeños granjeros, ...- conocida con el nombre de 'pioneros'. Este proceso se hizo con las armas en la mano. El gobierno facilitó la compra de armas excedentes de la contienda civil, ya que resultaba mucho más barato que mantener un gran ejército.

En el período posterior a la Guerra de Secesión, entre 1865 y 1890, el código caballeresco de los estados del Sur y del Oeste, alimentado por la tradición cultural hispano-mexicana y por las guerrillas de ex-combatientes confederados, da lugar a la gran aventura de los cowboys, para los que el revólver es junto con el caballo el máximo símbolo de su estatus, que será relevante aunque efímero.

En el desarrollo de la historia de los Estados Unidos tanto las armas como los buenos tiradores tienen nombre propio y han sido mitificados formando un referente cultural. En la guerra de la Independencia destaca Timothy Murphy, miembro de la compañía de rifles del coronel Daniel Morgan, que 'mató a la increíble distancia de 300 metros al general inglés Simon Fraser'. Para muchos americanos este disparo cambió el curso de aquel conflicto bélico, pues poco después el general Burgoyne se rindió en Saratoga a los independentistas. El propio general del ejército británico George Hanger contribuyó a difundir las proezas efectuadas con estos primitivos rifles de chispa.

En la batalla de Nueva Orleans durante la guerra con los británicos de 1812, de nuevo los tiradores de Kentucky se cubrieron de fama.


Lexington, Kentucky

Durante la guerra de Secesión y entre las filas nordistas, destaca el regimiento de 'sharpshooters' (tiradores de precisión) mandado por el coronel Hiram Berdan. Tanto en un bando como en otro existía la figura del tirador de élite, sniper o francotirador. Dicho elemento militar se consolidó en todos los ejércitos occidentales en el siglo XX.

Las armas eran una herramienta de defensa, de supervivencia frente al salvajismo de la naturaleza y al salvajismo de otros hombres en unos vastos territorios donde no hay legislación y la presencia de guarniciones militares era muy escasa.

En el año 1871 se fundaba la National Rifle Association (N.R.A.) para desarrollar el tiro como base de la defensa nacional, siendo una forma de mantener y preservar los privilegios de los blancos frente a la 'liberada' población negra. Sus efectivos crecen con rapidez y en la actualidad, junto con muchas otras asociaciones, constituyen potentes lobbys junto con las grandes empresas Winchester, Colt, Smith & Wesson, Remington... .

Precisamente estas asociaciones, auténticas esferas de poder económico, político y cultural tienen como emblema la 2ª Enmienda a la Constitución.
La interpretación de la 'Segunda Enmienda': el pueblo se constituye como totalidad en cada uno de los ciudadanos, con independencia del Estado. Los individuos son partes formales y el pueblo se hace realidad distributivamente en cada uno de ellos. Cada ciudadano tiene la obligación de velar por la libertad y las garantías constitucionales que soportan la democracia.

Por todo lo dicho, la sociedad estadounidense rinde, generalizando, culto a las armas. Las grandes asociaciones y empresas tienen intereses económicos, pero intentar entender este fenómeno desde el reduccionismo economicista sería un grave error. Es algo más profundo y complejo.

La tenencia de armas es para muchos estadounidenses una forma de ejercer sus derechos civiles, incluso frente a un eventual 'Estado tiránico' que tendrían la obligación de derrocar. La idea de pueblo y milicia es previa a la de Estado y sus organismos ( ejército de tierra, cuerpo de marines, Guardia Nacional, policía federal,...)

Asimismo, el viejo 'código del Oeste' sigue vigente en la mentalidad de muchos americanos. Como la policía no está en todas partes, los abusos cometidos con las armas se conjuran con las armas. La autodefensa es un instrumento de justicia para muchos. Incluso hay quien defiende que a más armas menos delincuencia, como antesala de la necesidad de repeler una agresión o incluso una manera de tomarse la justicia por su mano.



Estatua de la Libertad, Nueva York-Nueva Jersey

Extracto de entrevista al historiador Pap Ndiaye, en Le Monde:

"Se ha conformado una comunidad de algunos millones de activistas que coleccionan armas, se entrenan regularmente, con frecuencia son miembros de la National Rifle Association (NRA), profesan un patriotismo a ultranza y se organizan eficazmente..."

"...existe una tradición de violencia política: los presidentes Lincoln, Garfield, McKinley y Kennedy fueron asesinados, del mismo modo que personalidades como Martin Luther King y Robert Kennedy."[44 presidentes Estados Unidos]

"La Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense garantiza el derecho a poseer armas de fuego. Pero los historiadores han subrayado que las armas de fuego no siempre han formado parte de la cultura americana. Antes de la Guerra de Secesión, muy pocos americanos poseían armas, incluyendo a los habitantes del Oeste, que tenían más libros que fusiles…"

"A partir de 1860 las armas se generalizaron, llegaron a ser menos caras y más precisas, fueron promovidas por los industriales del armamento y los políticos. Las armas formaron parte de la cultura popular gracias a personajes como Buffalo Bill, cazador de bisontes, que presentará la conquista del Oeste como una historia de carabinas y colts. La NRA fue fundada en la misma época, en 1871, ha mantenido relaciones estrechas con el poder político hasta nuestros días."

"En su más reciente libro 'Gun Show Nation', Joan Burdick ha mostrado que la puesta en marcha de la Segunda Enmienda se remonta a 1960, cuando una franja ultraconservadora del país promovió las armas como medio para defenderse contra los movimientos sociales de la época, la sublevación negra, comunista y feminista, asociando su uso a un pasado mitificado: la de los verdaderos americanos de la libertad y el patriotismo."

"Varias leyes han venido a regular el comercio de armas, desde Gun Control Act de 1968 hasta la 'ley Brady' de 1994, que impone la verificación de los antecedentes penales del comprador de un arma. Pero eso no atañe a las ventas en los 'gun shows', ferias donde se vende una cantidad increíble de armas de todo calibre. Conseguir un arma es muy fácil, particularmente en los Estados del oeste o el sur, como Virginia."

Fuentes:







Michael Moore resume en clave de humor la 'histeria' de los norteamericanos por las armas: