30 de abril de 2008

Lyserg Säure Diethylamid o LSD


Albert Hofmann nació en Suiza en 1906 en el seno de una familia humilde que quedó desamparada por la muerte prematura del padre. Paso su adolescencia trabajando, como primogénito responsable de los suyos, pero le fascinaba la investigación científica y cursó simultáneamente estudios de Química en Zurich, que terminó en un tiempo récord y con premio extraordinario culminando esa carrera con una tesis doctoral que hizo época, al describir por primera vez la hasta entonces enigmática estructura de la quitina."La primera persona que consiguió describir correctamente la estructura química de la quitina fue Albert Hofmann, el conocido químico suizo, quién también es el padre del L.S.D., el enteógeno más conocido de la cultura occidental.No obstante, los principios de base del aislamiento de la quitina datan desde el principio del siglo XIX, cuando en el año 1811 el profesor Henri Braconnot, director del jardín botánico en Nancy, Francia, aisló una fracción llamada fungine de las membranas celulares de las setas. Más tarde, en 1823, el nombre “fungine” cambió a quitina, casi tres décadas antes del aislamiento de la celulosa". Tomado de Las promesas de la quitina. El segundo polímero natural más abundante. Hofmann siendo fiel a una vocación ya sentida desde niño, la de conocer los principios activos de las plantas, aceptó un puesto de investigador en el que era pequeño laboratorio Sandoz por entonces; allí permaneció hasta su jubilación, con hallazgos que contribuyeron enormemente a hacer de Sandoz un gigante farmacológico mundial.
Fruto de esos años fueron descubrimientos que Hofmann llama comerciales, tranquilizantes y analgésicos, alternados con otros que le permitirían desarrollar fármacos todavía insustituibles en obstetricia y neurología.

Investigaba
el misterioso hongo llamado cornezuelo o ergot, cuando topó con la dietilamida del ácido lisérgico, o LSD, un derivado semisintético que absorbió inadvertidamente.

"El viernes pasado, 16 de abril de 1943, me vi obligado a interrumpir mi trabajo en el laboratorio a media tarde y regresar a casa, al ser afectado por una considerable agitación, combinada con leves vértigos. En casa me acosté y me hundí en una sensación no desagradable como de intoxicación, caracterizada por una imaginación extraordinariamente excitada. En un estado de ensoñación, con los ojos cerrados (la luz del día me parecía desagradablemente deslumbrante), percibí una corriente ininterrumpida de imágenes fantásticas, formas extraordinarias con una intensa y caleidoscópica variedad de colores. Después de unas dos horas ese estado se desvaneció".

Tres días después..."Aquí terminan las notas en mi diario del laboratorio. Pude escribir las palabras anteriores solamente con un gran esfuerzo. Entonces ya estaba claro para mí que el LSD había sido la causa de la notable experiencia del viernes anterior, porque la alteración de la percepción era del mismo tipo que antes, solo que mucho más intensa. Tuve que luchar para hablar de forma inteligible. Pedí a mi ayudante del laboratorio, informado del experimento, que me acompañara a casa. Fuimos en bicicleta, ya que no había ningún automóvil disponible debido a las restricciones para su uso en tiempo de guerra. En el camino a casa, mi estado comenzó a adquirir tintes amenazadores. Todo mi campo visual oscilaba y se retorcía como si estuviera viéndolo en un espejo curvo. También tenía la sensación de no poder moverme del sitio. Sin embargo, mi ayudante me dijo más tarde que habíamos viajado muy deprisa. Finalmente, llegamos a casa sanos y salvos, y apenas fui capaz de decirle a mi compañero que llamase a nuestro médico de cabecera y de pedir leche a los vecinos.
A pesar de mi estado delirante, desconcertado, tenía breves períodos de pensamiento claro y eficiente -elegí la leche como antídoto general para el envenenamiento. Los vértigos y la sensación de desmayo llegaban a veces a ser tan fuertes que apenas podía mantenerme erguido y tuve que acostarme en un sofá. Los alrededores se habían transformado ahora en formas más aterradoras. Todo en el cuarto giraba a mi alrededor y los objetos familiares y las piezas del mobiliario adquirieron formas grotescas, amenazadoras. Estaban en movimiento continuo, animado, como si fueran dirigidas por una agitación interior. La vecina, a la que apenas pude reconocer, me trajo la leche -en el transcurso de la tarde bebí más de dos litros. Pero ella no era la señora R, sino una malévola e insidiosa bruja con una máscara de colores. Extraído de
"LSD -My Problem Child" -Albert Hofmann


Books on Psychedelics(HTML): http://www.psychedelic-library.org/bookmenu.htm
FULL TEXT BOOKS: http://www.drugtext.org/index.phpoption=com_content&view=article&id=3&Itemid=3
ARTICLES:http://www.drugtext.org/index.phpoption=com_content&view=article&id=2:article-menu&catid=1:articles&Itemid=2
Transcripción entrevista realizada a Albert Hofmann (1991), en La 2 de TVE, contertulios: Antonio Escohotado, Fernando Savater, Luis Racionero, Mario Satz, André Malbi ; y el presentador: Fernando Sánchez Dragó.

____________________
Historia del LSD