28 de diciembre de 2006

IRAK

Saddam Hussein ha sido juzgado y condenado a morir en la horca.
Sin duda,una manera poco conveniente de dar ejemplo,
sin garantías de que el juicio haya sido justo .
Estoy
en contra de la pena de muerte, y creo que no deberíamos luchar contra las injusticias cometiendo ilegalidades.
Amén de las consecuencias que esta sentencia traerá para Irak y el resto del mundo.
La historia de esta
invasión nunca debió ser escrita, pero la Historia juzgará a quienes la promovieron .
Pero quizás lo más asombroso es, viajar en el tiempo y 'visitar' Irak cuando era un ejemplo de modernidad para los países árabes.
La
universidad abría sus puertas a hombres y mujeres. Hoy esas universidades a duras penas pueden mantener su funcionamiento, amedrentados por el terror los profesores, ante los asesinatos que a diario se suceden.
Las mujeres trabajaban como delineantes, médicas, abogados,… Asumían cargos en el gobierno, incluso ministeriales y así fue durante el régimen dictatorial de
Saddam Hussein.

Retrocedamos 50 años :

Desde 1958 hasta la década de 1990, Irak proporcionó relativamente más derechos y libertades a sus mujeres, que la mayoría de los
estados árabes vecinos.

Irak se convirtió en república en 1958. En aquel momento, el gobierno legisló con independencia de los tribunales de
la Sharia sobre muchos aspectos de la vida de las mujeres.
Saddam Hussein se convirtió en presidente en 1979, e incluso durante los períodos de represión política, continuó el acceso de las mujeres a la educación y al trabajo.

Durante el conflicto Irán -Irak, las ideas tradicionales reconquistaron terreno perdido; Hussein buscó aliados entre grupos religiosos sunníes y entre líderes tribales, y los derechos y libertades de las mujeres empezaron a retroceder.
En 1959, Irak quebrantó algunas normas de la Sharia al introducir una Ley de Estatuto Personal( vigente desde el 14 de julio de 1958), que garantizaba igualdad de derechos en cuanto a la herencia y al divorcio, relegaba el divorcio, la herencia y el matrimonio a la competencia de los tribunales civiles en lugar de los religiosos y proporcionaba protección a los niños.

En 1968, el partido Baaz aprovechó el trabajo femenino para ponerlo al servicio de la economía iraquí.

En 1972, una vez que se nacionalizó la industria del petróleo, la floreciente economía iraquí, tuvo que enfrentarse con un problema de escasez de mano de obra, por lo que se animó a las mujeres a cubrir este hueco.
Las leyes laborales y de empleo incluían igualdad de oportunidades en la educación, puestos de trabajo, igual salario por igual trabajo, beneficios para la maternidad….

El éxodo de hombres para luchar en la guerra Irán-Irak (1980-88) provocó una demanda aún mayor de trabajadoras. Las mujeres ocuparon más puestos: delineantes de proyectos petrolíferos, supervisoras de la construcción, científicas, ingenieras, doctoras y contables…

En los primeros años de la década de 1970, el partido Baaz estableció la Federación General de Mujeres Iraquíes (FGMI) para cumplir la política estatal de desarrollo de la mujer. El gobierno de Saddam Hussein aprobó leyes para fomentar la alfabetización de toda la población, femenina y masculina, en edades comprendidas entre los 6 y los 45 años.
Se concedió el derecho al voto a las mujeres en 1980 y podían ser elegidas para la Asamblea Nacional y los órganos de gobierno locales, aunque el número de representantes femeninas era aún pequeño.
Por la misma época, varias leyes regulando el divorcio, la poligamia y la herencia ampliaron aún más los derechos de las mujeres.

En 1990, Hussein necesitó el apoyo de estados islámicos vecinos y de dirigentes tribales y religiosos para su régimen agotado por la guerra con Irán .

La pública adhesión, por parte de Saddam, al Islam cambió muchas de las leyes que regulaban el divorcio, la custodia de los niños y los derechos de herencia, limitando los derechos y libertades de las mujeres.

La
invasión iraquí de Kuwait en 1991 y la consiguiente guerra del Golfo terminó con el Presidente de EEUU, George W. Bush, animando a kurdos y a chiíes (con las actividades religiosas reguladas de forma estricta por el partido Baaz ) a levantarse contra el gobierno de Saddan Hussein. Así lo hicieron y después de los levantamientos, las fuerzas del gobierno mataron a miles de personas, incluidas mujeres y niños.

Según la OMS, antes de la Guerra del Golfo de 1991, las condiciones higiénicas y el sistema sanitario de Irak estaban entre los mejores de Oriente Medio. El sistema y la salud de la población se degradaron durante la guerra Irán-Irak, acelerándose el deterioro durante los 13 años de sanciones de Naciones Unidas que siguieron a la guerra de 1991.
Entre 1991-1997, el gobierno no pudo responder a las necesidades médicas del país, materiales y humanas.
El
Programa Petróleo por Alimentos , instituido en 1997, permitió que el gobierno iraquí vendiera petróleo y utilizara los ingresos para obtener ayuda humanitaria. Pero el sistema sanitario no se recobró nunca y fueron las mujeres quienes pagaron el precio
Aumentó la pobreza y la malnutrición mermó la salud de todas las mujeres y hombres. El empobrecimiento obligó a las familias a sacar a las niñas de la escuela y el analfabetismo se disparó (
+ )



El 20 de marzo de 2003 comenzó la invasión de Irak. Y la situación actual de guerra civil, debería ser motivo de vergüenza para los que la observamos desde los telediarios.
Nada hemos arreglado, más bien hemos irrumpido en ese país, sin sopesar las consecuencias que esto traería. El régimen dictatorial de Saddam Hussein se encontraba en su fase final ,y la ONU, debería haber seguido los cauces diplomáticos, esta invasión nunca debió comenzar.


Lo sabíamos los que no tenemos toda la información, qué hacer entonces cuando los políticos que nos representan ejercen de sabios ignorantes ?

Quisiera rescatar un documento firmado por
Office of the United Nations High Commissioner for Human Rights, fechado el 14/06/2000, donde podemos leer:

175. El Comité acoge complacido la voluntad política expresa del Gobierno (de Saddam Hussein)de aplicar la Convención y toma nota con reconocimiento de las reformas legislativas aplicadas por el Estado parte, en especial con respecto a la Ley del Estatuto Personal que permitió que la mujer alcanzara un mayor grado de igualdad con el hombre, y en lo que respecta al Código Penal, que actualmente proporciona una mayor protección a las mujeres.

176. El Comité elogia al Gobierno (de Saddam Hussein )por haber adoptado, en junio de 1997, una estrategia nacional para el adelanto de la mujer iraquí, en aplicación de la Plataforma de Acción de Beijing y teniendo presentes las disposiciones de la Convención, en calidad de plan quinquenal hasta el año 2005.
Leer documento



Comité Solidaridad con la Causa Árabe.Irak

Cámara de TV, José Couso

la soldado Jessica Lynch