1 de diciembre de 2006

Día mundial del SIDA y las patentes farmacéuticas

El 14 de noviembre de 2001 los líderes mundiales firmaron la Declaración de Doha, que anteponía la salud de las personas a los beneficios económicos.
En la última reunión de la OMC celebrada en Doha en 2001, los países miembros, incluido EEUU, acordaron regular el acuerdo sobre patentes que limita el acceso de los países pobres a la importación de medicamentos genéricos.
Sin embargo, el calendario elaborado entonces no se ha cumplido, en buena parte por culpa de la Administración norteamericana, que se ha dedicado a proteger los intereses de las grandes compañías farmacéuticas y a bloquear un aspecto crucial de las negociaciones: el derecho de exportar fármacos genéricos a un país afectado que no tiene la capacidad para producirlos, es decir, la inmensa mayoría en el caso de África.

Cinco años después, a las personas más pobres de los países en desarrollo todavía se les niega el acceso a medicamentos baratos que pueden salvar sus vidas.

El documento
“Patentes contra pacientes: Cinco años después de la Declaración de Doha”, hecho público por Oxfam Internacional, Intermón Oxfam en España, afirma que los países ricos hacen muy poco, o nada, para cumplir sus obligaciones.
En algunos casos, debilitan de forma consciente el alcance de este acuerdo.En la declaración se afirma que los países en desarrollo pueden anteponer las garantías de salud pública a las reglas de propiedad intelectual de la Organización Mundial del Comercio (conocidas como ADPIC) con el fin de asegurar el acceso a medicamentos genéricos más baratos. Estas medicinas representan la forma más eficaz para mantener unos precios asequibles, asegura el informe.

La Organización Mundial de la Salud asegura que el 74% de las medicinas para combatir el SIDA están controladas por monopolios, que el 77% de los africanos no tienen acceso a un tratamiento y que el 30% de la población mundial sigue sin recibir medicamentos de forma regular.

Hay muchas razones que explican esta situación, pero la más importante es que los países ricos, especialmente Estados Unidos, acosan a los países en desarrollo para que acepten reglas más estrictas sobre propiedad intelectual, que permitan a las empresas farmacéuticas preservar sus monopolios. Esto reduce la competencia de los medicamentos genéricos y mantiene los precios muy altos....(
leer + )


Spot, Día Mundial Sida. Médicos Sin Fronteras


oxfam.org

UN AIDS

2006 Informe sobre la epidemia mundial de SIDA

VIH y SIDA

póntelo_ pónselo


índice post