30 de diciembre de 2006

El polémico Noam Chomsky

Allá por el año 1976, me examiné de Selectividad, y durante ese año 1975 /76 estudié C.O.U.(curso de orientación universitaria).
Tuve que estudiar una novedosa teoría sobre el lenguaje…la teoría de Chomsky.

Dicen que fue tan revolucionaria su teoría para la Lingüística, como la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein , para la Física.

Yo sólo sé que jamás me olvidé de Chomsky y con el paso de los años, me sorprendí gratamente, al ver que el sacrificio de estudiarme su teoría, se veía recompensado con su actual dedicación a disertar sobre el “loco” mundo que nos tocó vivir.

Una periodista le pregunta a Chomsky:
"Podría parecer que tiene confidentes, que cuenta con fuentes infiltradas que le ponen al corriente de informaciones oficiales, confidenciales. Y sin embargo, su única fuente son los medios de comunicación, la lectura con lupa, entre líneas. ¿Dónde consigue los memorandos de la seguridad nacional?
Responde Chomsky : “ en las bibliotecas, están al alcance de todo el mundo, incluso si se encuentran microfilmados están a la disposición de cualquiera.

Pero hay que leerse un montón de cosas, la mayor parte de ellas basura, para encontrarse al final con algo importante, a veces en la información supuestamente secundaria... .todos tenemos a nuestro alcance la información suficiente como para hacernos una idea de lo que pasa en el mundo, pero se necesita una dedicación entusiasta para conseguirlo, mientras que no hace falta esforzarse mucho para estar al corriente de las noticias deportivas".


Así que me voy a ahorrar escribir en este post, gracias a él. Os dejo aquí unos cuantos enlaces a sus conferencias y por qué no, démosle la palabra a sus detractores.


(...)Tiene que ver además con misiles estadounidenses impactando hogares palestinos y helicópteros de los Estados Unidos disparando misiles contra una ambulancia libanesa en 1996 y proyectiles estadounidenses cayendo sobre una aldea llamada Qana y tiene que ver con una milicia libanesa-pagada y uniformada por el Aliado Israelí de los Estados Unidos-abriéndose paso y violando y asesinando a través de campos de refugiados". Y mucho más. De nuevo, tenemos una alternativa: podemos tratar de entender, o negarnos a hacerlo, contribuyendo a la probabilidad de que lo peor aún esté por llegar.(….) .
Acerca de los bombardeos.Chomsky , 11 de septiembre 2001.

Los cargos contra los talibanes son virtualmente inexistentes. Si albergar a terroristas es un crimen que merece el bombardeo, entonces gran parte del mundo, incluyendo los EE.UU., deben ser atacados inmediatamente. Esto debería ser tan obvio que ni debería hacer falta comentarlo. Y nunca sabremos si las ofertas de negociación y de transferencia de bin Laden ofrecidas por los talibanes eran serias ya que Occidente simplemente las desechó, prefiriendo bombardear - una táctica típica, aunque sea camuflada cuando se rescribe la historia. La falsificación sistemática del pasado es deplorable en sí misma, pero tiene serias consecuencias humanas, como vemos una vez más. (....)
Reacción.Chomsky,8 de octubre de 2001.

¿De dónde vinieron? (los terroristas )Esos son los antecedentes, esas redes. Bien, ¿de dónde vinieron? Sabemos todo al respecto. Nadie sabe eso mejor que la CIA, porque ayudó a organizarlos y los instruyó durante mucho tiempo.
Efectivamente, la CIA y sus asociados de otras partes: Pakistán, Gran Bretaña, Francia, Arabia Saudita, Egipto, China (involucrada quizás desde 1978), los reunieron en los años 80.
La idea era tratar de hostigar a los rusos, el enemigo común. Según el Consejero de Seguridad Nacional del presidente Carter, Zbigniew Brzezinski, EE.UU. comenzó a participar a mediados de 1979. ¿Se acuerdan? Sólo para que tengamos claras las fechas, Rusia invadió Afganistán en diciembre de 1979. OK. Según Brzezinski, el apoyo de EE.UU. para los muyahidin que combatían al gobierno comenzó 6 meses antes. Está muy orgulloso de ello. Dice que atrajimos a los rusos a, en sus palabras, la trampa afgana, apoyando a los muyahidin, llevándolos a invadir, introduciéndolos en la trampa.
Logramos desarrollar ese increíble ejército mercenario. Nada insignificante, tal vez unos 100.000 hombres o algo así, juntando a los mejores asesinos que logramos encontrar, fanáticos islamistas radicales de África del Norte, Arabia Saudita, de dondequiera que podíamos encontrarlos. A menudo los llamaban los afganis (talibanes), aunque muchos de ellos, como bin Laden, no eran afganos. Fueron traídos por la CIA y sus amigos de otras partes. (….)
Era legítimo que los afganos combatieran contra la invasión rusa. Pero la intervención de EE.UU. no estaba ayudando a los afganos. En realidad, ayudó a destruir el país y más. Los así llamados afganis,... obligaron a los rusos a retirarse, finalmente. Aunque muchos analistas creen que probablemente retardaron su retirada, porque estaban buscando la manera de salir de esto. De todas maneras, como sea, se retiraron.
Mientras tanto, las fuerzas terroristas que la CIA estaba organizando, armando, y entrenando, continuaron de inmediato con su propia agenda. No era nada secreto. Uno de sus primeros actos fue en 1981, cuando asesinaron al presidente de Egipto, (...)
La nueva guerra contra el terror.Chomsky,18 de octubre de 2001.


Todos aquellos a quienes les preocupen los derechos humanos, la justicia y la integridad moral deberían estar muy contentos por la captura de Sadam Husein y deberían aguardar con impaciencia que un tribunal internacional le someta a un juicio justo. Los cargos por las atrocidades de Sadam deberían incluir no sólo la matanza de kurdos en 1988, con uso de gases tóxicos, sino también, y con aún mayor importancia, su masacre de los rebeldes shiís que podrían haberle derrocado en 1991. En aquella época, Washington y sus aliados sostenían el "criterio sorprendentemente unánime de que fueran cuales fueran los pecados del líder iraquí, éste ofrecía a Occidente y a la región mayores esperanzas para la estabilidad de su país que quienes sufrieron su represión", escribió Alan Cowell en The New York Times. El pasado diciembre, Jack Straw, ministro de Asuntos Exteriores británico, hizo público un informe de los crímenes de Sadam extraído casi por completo de lo sucedido en el periodo de firme apoyo británico-estadounidense al dictador. Con la habitual muestra de integridad moral, el informe de Straw y la reacción de Washington pasaban por alto dicho apoyo.(…)
Quizá esto ayude a explicar la carrera de Wolfowitz. Como su fuerte apoyo a Suharto en Indonesia, uno de los peores asesinos y agresores de masas del siglo, cuando Wolfowitz era embajador en dicho país durante la presidencia de Reagan. Como funcionario del Departamento de Estado para asuntos asiáticos bajo el mandato de Reagan, Wolfowitz supervisó también el apoyo a dos dictadores asesinos, Chun, de Corea del Sur y Marcos, de Filipinas. Pero todo esto es irrelevante debido a la conveniente doctrina de cambio de rumbo. Así pues, sí, el corazón de Wolfowitz sufre por las víctimas de la opresión, y si su hoja de servicios indica lo contrario, sólo es debido a esas aburridas y antiguas historias que queremos olvidar. Aunque podríamos recordar otro hecho reciente que ilustra el amor de Wolfowitz por la democracia. El Parlamento turco, asumiendo la oposición prácticamente unánime de su población a la guerra en Irak, se negó a autorizar el despliegue íntegro de las fuerzas armadas de Estados Unidos en Turquía. Ello provocó la furia de Washington. Wolfowitz criticó al Ejército turco por no haber intervenido para anular la decisión. Turquía escuchó a su pueblo, sin admitir órdenes de Crawford, Texas o Washington D.C. El capítulo más reciente es el documento Determinación y conclusiones de Wolfowitz sobre la asignación de los generosos contratos para la reconstrucción de Irak. Se ha excluido a países cuyo Gobierno se atrevió a adoptar las misma posición que la gran mayoría de su población. (….)

Sadam, ante el tribunal.Chomsky, 22 de diciembre de 2003


En un estudio sobre las diez fuentes más frecuentemente citadas (la lista incluye a la Biblia) Chomsky aparece octavo, por encima de Hegel y Cicerón y justo por debajo de Platón y Freud. Entrevista a Chomsky ,13 de febrero de 2004

La larga y tortuosa relación entre Saddam Hussein y Occidente planteará preguntas sobre cuestiones -y vergüenzas- que podrían emerger ante un tribunal. Durante un juicio medianamente justo contra Saddam (lo cual es prácticamente inimaginable), un abogado defensor tendría justificación suficiente para llamar a declarar a Colin Powell, Dick Cheney y Donald Rumsfeld, y a Bush I y a otros altos funcionarios de la administración Reagan-Bush, quienes otorgaron considerable apoyo al dictador, aun mientras éste perpetraba sus peores atrocidades. (....) Mientras Saddam espera su destino.Chomsky, 6 de marzo de 2004.


Sabemos que las intervenciones militares pueden tener efectos secundarios positivos: así, el bombardeo de Pearl Harbour por parte de la aviación japonesa, en diciembre de 1941, condujo a la expulsión de las potencias imperiales occidentales de Asia, salvando así los millones de vidas que se habrían perdido en las guerras de liberación. ¿Justifica esto el fascismo japonés y sus crímenes? Está claro que no. Y estoy convencido de que la agresión japonesa contra Estados Unidos fue un crimen de guerra, el “crimen capital” según el tribunal de Nuremberg.
Arthur Schlessinger, el historiador americano de mayor prestigio, al iniciarse los bombardeos de Irak, recordaba con toda la razón el precedente de Pearl Harbour. El presidente Franklin D. Roosevelt, escribía, no se equivocaba cuando decía que el ataque japonés era una fecha señalada en la infamia y que los norteamericanos deberían vivir el ataque contra Irak como una infamia comparable a la de la política imperial japonesa.
Con el fin de los dos regímenes, el de las sanciones y el de Saddam Hussein, Estados Unidos disponía de inmensos recursos para reconstruir Irak. La población se sentía aliviada y la resistencia no tenía prácticamente ningún apoyo externo. Sin embargo, esta se ha ido desarrollando en el interior, básicamente en respuesta a la violencia y a la brutalidad de los invasores. Hacia falta verdadero talento para sufrir un fracaso...
Y es que la invasión ha desencadenado un ciclo de violencia que ha engendrado, a su vez, todavía más violencia, como demuestran los terribles combates en Faluya en donde los civiles iraquíes son las primeras victimas. Si los vínculos entre el antiguo régimen iraquí y la red terrorista Al-Qaida no han existido nunca, todo el mundo admite que el Irak ocupado se ha convertido en un “santuario de terroristas”. (...) El autismo del imperio.Chomsky, 24 de mayo de 2004.



Hoy se confirmó la noticia, Saddam Hussein muere en la horca /Reacciones / Michael Moore



Artículos Noam Chomsky 1993 /2004
Artículos Noam Chomsky
2005 /2006
Conferencia sobre Irak (vídeo )
Entrevista a Noam Chomsky (vídeo)
Página
Noam Chomsky


índice post