23 de diciembre de 2010

Volcán KAWAH IJEN [Java]



En la parte oriental de la isla de Java (Indonesia) se encuentra el volcán Kawah Ijen, uno de los volcanes activos de la línea de volcanes, que se extiende desde el norte de Sumatra hasta la isla de Timor.

Los gases venenosos emanan del volcán de forma continua cubriendo por completo el interior del cráter, donde fluye el azufre en estado líquido a una temperatura de 110 ºC que cristaliza al entrar en contacto con el aire. El azufre de tonos naranjas y rojos en estado líquido, es conducido a través de unos tubos metálicos hasta un punto donde al contacto con el aire cristaliza en caprichosas formas.

El azufre puro solidificado en grandes placas es golpeado por los trabajadores con barras de hierro y mazas hasta conseguir pedazos manejables para su transporte. Cada día unos ciento cincuenta hombres desafían al volcán y penetran en su cráter principal, soportando unas durísimas condiciones de trabajo.

El mineral es porteado sobre los hombros, en balancines de mimbre, desde el interior del cráter hasta la base el volcán, invierten unas tres o cuatro horas y la realizan dos veces cada jornada. El peso de los balancines cargados con el mineral oscila entre los 70 y 90 kilogramos.

Las aguas de los arroyos, tiznadas también de gris por las cenizas, desploman su caudal por las laderas desprendiendo un fuerte hedor a huevo podrido. Decenas de pequeños puntos amarillos se distinguen entre la escasa vegetación descendiendo lentamente por el volcán. Son los trabajadores de la mina de azufre que se encuentra en el interior de la caldera y que cada día descienden cargado sobres sus hombros el mineral en cestos de mimbre.

El Kawah Ijen ha erupcionado varias veces desde 1796. Todas las erupciones registradas han sido de tipo moderado. En 1817 la erupción provocó el desbordamiento del lago que se encuentra en su interior, produciendo corrimientos de lodo que anegaron tres pueblos.