12 de junio de 2010

Eduardo García Serrano, se define: "Soy un hombre y soy católico"


Por eso puede maldecir ...y después pedir perdón:



Días después, en la página de Intereconomía se podía leer un recordatorio de los insultos:
Eduardo García Serrano: "Esta señora es una guarra y una puerca"

Pero ahora tratan de borrar el rastro que vincula al programa el gato al agua, con la difusión del agravio: No hemos encontrado la página que buscabas: http://www.intereconomia.com/programa/gato-al-agua/eduardo-garcia-serrano-senora-guarra-y-puerca

Y finalmente llega el arrepentimiento (económico?):



Pero lejos de ser un "accidente" verbal, como quieren hacernos creer en el alegato de García Serrano, estos soliloquios cargados de insultos, injurias y modos ofensivos son habituales en García Serrano, dedicados a Pedro Zerolo, Antonio Gala, el rey de España, Zapatero,...



Marina Geli i Fábrega, Consejera de Salud de la Generalitat


Página web Sexe Joves/ Generalitat de Catalunya

Guía de Salud para los jóvenes/ Generalitat de Catalunya

Mujer y SIDA/ Generalitat de Catalunya

Sobre los "esclavos esprintías" de Eduardo García Serrano :

No son ningún esclavo, spintriae serían un tipo de "juegos eróticos". Existía, además, una moneda Tesserae spintriae, que se usaba para pagar en la antigua Roma en los prostíbulos, evitando así usar una moneda con la imagen del emperador.



Tesserae spintriae - Curioso tipo de téseras de plomo o bronce del siglo I después de Cristo, que muestran escenas eróticas en el anverso y un numeral en el reverso (del I al XVI) indicativo de su valor en ases. Se utilizaban para pagar servicios sexuales en los lupanares. Fuente http://www.tesorillo.com/roma/1glosario.htm


La numismática confirma, por su parte, la descripción literaria(de "juegos de spintriae") en algunas muestras iconográficas que pertenecen a tesserae de plomo cuya utilidad concreta ha sido muy discutida.
Los autores que han estudiado fundamentalmente el problema se fundan en el testimonio de Marcial,(...) existían unas lasciva nomismata que se intercambiaban en actividades que probablemente estaban relacionadas con el lenocinio. (...) Eran, pues, fichas de identificación. No concreta el autor en qué escala social tenía lugar este tráfico, aunque parece generalizarlo. (...)
Por su parte, H. Cohen da a las aspintriennes, la categoría de «pseudo-monetae». Eran propiamente monedas de fantasía o medallones que mostraban en su reverso generalmente ramas de laurel o de mirto mientras que su anverso estaba decorado con escenas atrevidas o libres (...) circularon bajo todos los emperadores, aunque su creación se ha fijado en los primeros años del Imperio. Fuente: Universidad de Murcia/ La sexualidad como hecho social