25 de noviembre de 2008

La opinión de Iñaki Gabilondo sobre el Maltrato a la Mujer


"En el día mundial para la eliminación de la violencia de género, lo único útil es no mirar en la dirección equivocada.

En un principio atribuimos este problema a la marginalidad, luego a alguna dependencia, más tarde lo quisimos relacionar con el nivel de estudios, con la condición rural, con la edad provecta.


Pero, a medida que se acumulaban los casos y los datos, veíamos que la violencia machista se daba en hombres incultos y en cultos, en hombres viejos y jóvenes, de aldeas y de grandes ciudades, pobres y ricos.

Más aún, se daba en países meridionales y septentrionales, bajo el sol mediterráneo y en los fríos escandinavos.

Es decir, un problema de los hombres. La violencia contra las mujeres es un problema que tenemos los hombres, que duerme en algún rincón oculto de nuestro cerebro, un atavismo consagrado por miles de años de dominación.

Algo contra lo que hemos de luchar individual y colectivamente.
Individualmente, en un proceso permanente de eliminación de los tics, los gestos, las formas leves de esa herencia. Es ese machismo menor, que muy a menudo creemos inofensivo, que vive pegado como una lapa en el lenguaje, en la publicidad, en los códigos sociales. Pero nos compete también una tarea colectiva: los hombres debemos movilizarnos contra los maltratadores, cercarlos, denunciarlos, ejercer una presión seria a escala familiar, de vecindario, de barrio, de ciudad, y ponernos en acción como colectivo para amparar a las mujeres indefensas.

Los hombres tenemos que considerar a los maltratadores como nuestro problema, cosa que, lo sabemos muy bien, no hacemos hoy. Hoy, a lo más, nos acercamos al tema desde el plano solidario.


Y no es asunto de complicidad sino de implicación, lejos desde luego de esa mirada facilona que espera las soluciones de un Gobierno y una ley. Nunca tuvimos un Gobierno más sensible a este tema, ni una ley elaborada con mayor unidad y convicción.

Ya vemos que no es suficiente. Faltamos los hombres. Y falta tiempo, bastante tiempo."
Iñaki Gabilondo 25 de noviembre de 2008
.


Personalmente, suscribo totalmente lo dicho por Gabilondo en el
Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
.
533 mujeres muertas a manos de su pareja o ex-pareja en España desde 1999 a 2007
.

La opinión de Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro

.
Terrorismo doméstico en España

9 comentarios:

maite de baiona dijo...

ayer como todos los dias vi el informativo de Iñaki,y como a ti me gusto mucho el comentario,me parecio un analisis acertado y como siempre expresando su opinion sobre los acontecimientos de actualidad,de una manera racional,analitica y ponderada.Es de lo mejor que tenemos en el periodismo actual,y me gusta porque siempre expresa su opinion de una manera clara,sin subterfugios.Estoy desbordada por la situacion respecto al maltrato hacia la mujer...

amanda dijo...

Muy interesante la opinión de Iñaki

nieves dijo...

Una gran verdad la expuesta por Iñaki,queda un reducto (pequeño) de hombres que guardan en ese recóndito lugar de su cerebro un resorte violento que activan cuando la víctima es propicia ...inexplicable el por qué las mujeres podemos sucumbir a esas actitudes violentas disfrazadas de 'amor', pero puede ser que ese reducto de hombres tenga una coraza (difícil de traspasar) que impide ver lo que llevan dentro hasta que los hechos adquieren una dimensión que sobrepasa a la víctima.
El entorno social hace el resto...difícil admitir que eres una mujer maltratada, en muchos casos, como dicta algún juez,no tienes el 'perfil' de mujer proclive a la sumisión...Difícil estigmatizar a tus hijos con el sello de 'hijos de un maltratador'...la denuncia parece que es la antesala del asesinato, y en muchos casos eso sucedió.

Hay algo que pienso desde que viví un caso cercano y es ¿por qué se considera que se ha de vigilar a la mujer para que la pareja o ex-pareja no la agreda? ¿por qué no se vigila al agresor? Normalmente el agresor, una vez es abandonado por su pareja-víctima, busca la siguiente y siempre la encuentra, puesto que es su alimento, es un depredador que sólo subsiste si encuentra a quien maltratar, si se le vigilara a él y no a ellas, no sólo se le produciría el quebranto de sentirse vigilado sino que las siguientes víctimas no existirían.


Y se habla mucho del maltrato físico que es el palpable, pero el día que aflore el maltrato psíquico, a veces imperceptible hasta para la propia víctima, nos asombraremos.

Ojalá la mujer desarrolle un instinto 'nuevo' que le permita saber cuando está ante un maltratador y apartarle de su vida a tiempo; pero no hay que descartar que siguiendo un principio básico de supervivencia 'ellos' desplegarán nuevos señuelos que harán larga la tarea de que el 'gen' del hombre violento desaparezca...

Besos

maite de baionaedu.xunta.es dijo...

nieves,me ha llamado la atencion tu comentario ,cuandondices que ¨¨los hombres maltratadores atacan cuando encuentran una victima propicia ¨¨quiza la propia historia particular de las mujeres haya construido a este ser abominable,compañero en la vida y espanto en cuanto ataca lo mas profundo de nuestra existencia como ser humano ,nuestra seguridad,las mujeres tenemos que estar atentas,reconocerlos,desenmascararlos,y sobre todo impedir con nuestra decision que actuen con cualquiera de nosotras. Es importante la independencia economica,las mujeres debemos ser lo siempre,y las que estamos educando debemos preocuparnos de ello,no hay victima mas propicia que la mujer dependiente en el plano economico.¿que opinais?

nieves dijo...

Maite, necesitan una víctima, como una secta necesita encontrar a sus acólitos.Como ocurre en las sectas cuando hacen proselitismo, no siempre la víctima que encuentran tiene el perfil adecuado, pero es probable que la hayan encontrado en un momento de debilidad personal que hace que seas captado.

El maltratador actúa igual, es muy probable que no ame a nadie, sencillamente se ama a sí mismo, pero la necesidad de encontrar el instrumento de supervivencia le hace desplegar sus dotes de embaucador, cuando se quita la careta puede ser tarde. Cuando la víctima se muestra esquiva y no cae en su trampa siempre pueden crear un 'vínculo' que le relacione con ella. El resto es probable que sea culpa de la mujer por no buscar apoyo fuera del entorno de su futuro verdugo antes de que éste despliegue sus estrategias de aislamiento, arte en el que son auténticos maestros. Es muy difícil descubrirlos, y más difícil ser capaz de convencer a las siguientes víctimas de que serán un eslabón más y que tu experiencia les sirva para no caer en ese pozo sin fondo del que la víctima anterior ha salido.

No hay ninguna solución a este problema, han existido siempre y seguirán existiendo hasta que la evolución de la especie humana se incline hacia un modelo u otro de hombre, el violento o el amable,nuestra función será esquivarlos, como esquivas a un asesino, a un ladrón, a un violador o a un pederasta que sabes convive en el mismo espacio vital que tú.

Considero que es un riesgo más que añadir a la larga lista de motivos por los que morir o sufrir en el siglo XXI, nada que no pueda ser asimilado por las estadísticas. Se puede vivir con esa espada de Damocles, no es muy diferente de la preocupación que supone sufrir un accidente de coche si te pasas 2 horas en la carretera todos los días, por ejemplo.

Sobre todo hablo del maltrato psicológico, es el más difícil de detectar y probar, el maltrato físico es más impactante pero de menos recorrido temporal, y fácil de probar ante un juez , o de ser detectado por la familia y los amigos de la víctima.

Y en cuanto a la independencia económica Maite, desde luego que es el pilar de la lucha por la liberación de la mujer. La dependencia económica y la sumisión son, en muchos de los casos de violencia de género, sinónimos.

Besos

eva dijo...

Eso de que el maltrato a lo mujer lo tienen TODOS los hombres en la cabeza,en algún rincón,me parece una tremenda estupidez por parte de ese hombre.Los que tienen esos problemas son los hombres estúpidos e inmorales,mas que hombres animales.Aunque el Iñaki este nos defendiera ese comentario me parece estupido.

nieves dijo...

Eva, creo que no entendiste el plural mayestático que usó Iñaki. Fíjate que dice "los hombres debemos movilizarnos contra los maltratadores", lo que da a entender que no TODOS los hombres son maltratadores, sólo algunos, e incluso dice "Los hombres tenemos que considerar a los maltratadores como nuestro problema", redundando en que es una característica de violencia extrema que se observa en los hombres, debe ser resuelta pensando en que el maltratador se encuentra dentro de los varones y no las mujeres.

No sé si esto te hará cambiar de opinión sobre el comentario de Iñaki, pero es como lo entendí yo, me parece que desde luego ni mucho menos piensa que todos , incluído él,los hombres son maltratdores. Insostenible sería eso para las mujeres.

Saludos

nieves dijo...

30 de noviembre de 2008


Un preso de la cárcel de A Lama (Pontevedra) que se encontraba de permiso ha matado a su novia y ha herido a otras tres personas: dos vecinos que declararon en su contra en el juicio y un policía que estaba intentando detenerle.

El interno, Maximino Couto, era un maltratador reincidente y se encontraba precisamente cumpliendo una condena por violencia de género, contra su ex mujer, de la que tenía una orden de alejamiento que pesaba sobre ella y sobre sus hijos.

Couto asesinó presuntamente de un fuerte golpe en la cabeza a su actual compañera sentimental, María del Rosario Peso, de 57 años, en el domicilio que compartían en Ponte Caldelas (Pontevedra). La víctima no había presentado nunca ninguna denuncia por malos tratos.

Según la hipótesis que baraja la Guardia Civil, el hombre, de 60 años, agarró por la ropa a su víctima y la golpeó varias veces contra el suelo. El cuerpo de la mujer fue encontrado sobre un gran charco de sangre a la altura de la cabeza.

En el momento de su detención, Maximino Couto llevaba en su muñeca una pulsera de control para evitar que se acercara a su ex esposa, quien logró salvar la vida gracias a un golpe de suerte, ya que no estaba en casa.


El interno de A Lama se desplazó sobre las 17.00 horas de ayer a la parroquia de Mourente, en Pontevedra, de donde era natural, a la casa de su ex mujer para vengarse. Afortunadamente, ésta última no se encontraba en su domicilio y Maximino se dirigió a la vivienda de unos vecinos, que habían declarado en su contra cuando fue juzgado por maltrato, con el fin de tomar represalias. Entonces, agredió al hombre y a la mujer con un cuchillo de grandes dimensiones.

El matrimonio se encuentra en el hospital de Montecelo de Pontevedra, con pronóstico estable dentro de la gravedad.

El incidente alertó a otros residentes que avisaron de forma inmediata a la Policía Nacional. Un coche patrulla llegó al lugar y cuando iban a detener a Maximino Couto, éste también agredió a uno de los agentes en el brazo con el mismo arma, aunque el policía logró esquivar el golpe. Una vez reducido, el presidiario confesó, ante la sorpresa de todo el mundo, que había asesinado a su actual compañera en la casa en la que vivían, apenas una hora antes del intento de asesinato múltiple en Mourente.

Miembros de la Guardia Civil se desplazaron al lugar que decía Maximino y encontraron a María del Rosario con un fuerte golpe en la cabeza que, según todos los indicios, le provocó la muerte.

El presidiario había sido condenado por agresiones reiteradas a su ex mujer y a sus hijos y sobre él pesaba una orden de alejamiento de todos los miembros de su familia.

Maximino mantenía en estos momentos una relación con María del Rosario, que acudía a la prisión a visitarle con normalidad y que fue la encargada de recogerlo el pasado jueves cuando salió con permiso penitenciario. La convivencia con esta nueva pareja era pacífica y no constaban denuncias por malos tratos o situaciones que hubieran hecho temer tan fatal desenlace.

El detenido resultó herido y fue trasladado al hospital Montecelo, de Pontevedra, donde quedó ingresado. En el centro hospitalario fue intervenido de urgencia el otro agredido, que se encuentra en estado crítico, mientras que su mujer tiene heridas graves pero no peligra su vida. El agente de la Policía Nacional sufrió heridas leves en uno de sus brazos.

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/11/30/espana/1228031497.html



ooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Si un hombre está condenado por maltratador....JAMÁS deberías compartir tu vida con él.

amanda dijo...

Hay que tener mucho cuidado. Si un hombre intenta separarte de tu entorno, desconfía...Si tuvo parejas anteriores y las pone verdes, desconfía...Si todo lo que lo rodeaba era defectuoso (excepto él, claro) ...HUYE!!!