4 de octubre de 2008

Francisco Javier Sáenz de Oiza








El proyecto del 'Palacio de Festivales de Cantabria' es obra del arquitecto navarro Sáenz de Oiza. El edificio fue inaugurado en 1991.




Dicen que buscó la inspiración en la arquitectura del teatro de Epidauro y la fisonomía de las dragas del puerto.




En el año 1993 Sáenz Oiza recibe el premio Príncipe de Asturias de las Artes.







Proyectos Sáenz Oiza

CANTABRIA

Un arquitecto y un profesor apasionado


Vista aérea Palacio de Festivales, Virtual Earth.



7 comentarios:

walkingpolaherba dijo...

Este edificio me recuerda a mí cuando duermo patas arriba toda comodona

nieves dijo...

Pues sí que tienes razón lila, parece un perito patas arriba :)

maite de baiona dijo...

tendria que ver el edificio en el propio lugar porque la arquitectura en mi opinon debe adecuarse al lugar en ei que va a estar,de todos modos no me emociona.Parece el edificio de un pais de la era comunista.Frio,distante,alejado de la vida cotidiana del ser humano,sin embargo debe ser muy util y los espacios bien definidos respecto a su funcion.

nieves dijo...

Pues Maite, el edificio no me gustó al natural, creo que luce más en las fotos que le hice, por cierto que no es fácil de fotografiar porque en el sitio en que está no hay lugar suficiente para lograr una buena perspectiva. Pero no te deja indiferente, es majestuoso. Por lo visto tiene muy buena acústica el interior.

Anónimo dijo...

Interesante, aun cuando la forma no es muy apreciada el arquitecto conservo el balance y simetría, todas las formas encontradas en la parte frontal del edificio son parte de cualquier Puerto así como los colores pero la fotografía aérea que tomaste es clave, ya que se puede apreciar como las torres forman parte de las grúas de un astillero, pero si vez el edificio desde arriba… observas como el techo representa agua y le da a la parte frontal y trasera la forma de una caída de agua. Nada fácil y genial a la vez.

Gracias Teacher,
JSL
Corpus Christi, TX

nieves dijo...

JSL, se nota que eres hombre de mar...explicado así se entiende. Seguro que Sáenz de Oiza hubiera estado encantado con tu análisis. El edificio sin duda es impresionante.

Anónimo dijo...

El edificio la verdad que no pega para nada con su entorno,pones una caja de galletas vacia y hace el mismo efecto,pobre de gusto y sin ninguna riqueza arquitectonica,muy basto